¿Qué causa la falta de aliento y los mareos durante el ejercicio?

En estos días, escuchamos más y más acerca de los beneficios del ejercicio. El ejercicio ayuda a mantener la salud de nuestro corazón, puede ayudar en la pérdida de peso, e incluso puede ser beneficioso para aquellos que sufren de depresión. En algunos casos, las personas pueden presentar dificultad para respirar y mareos mientras realizan su rutina de ejercicios. La comprensión de las causas y los peligros de estos síntomas es crucial para mantener la seguridad durante tu entrenamiento.

Ejercicio intenso

Durante el ejercicio, nuestros cuerpos experimentan tensión y estrés, lo que a menudo resulta en un aumento de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y de la frecuencia respiratoria. Dependiendo de la dificultad de los ejercicios, estos signos vitales pueden aumentar solo moderadamente, o a un nivel significativo. La dificultad para respirar durante el ejercicio intenso, por lo tanto, no solo es un efecto secundario común, sino un acontecimiento esperado. De hecho, aquellos a los que no les falta el aliento al hacer ejercicio suelen involucrarse en sesiones leves de actividad. Durante el ejercicio especialmente intenso, los niveles de frecuencia cardíaca también pueden conducir a casos leves a moderados de mareo.

Presión arterial alta

A medida que la dificultad del ejercicio aumenta, los deportistas pueden llegar a tener un aumento en sus niveles de presión arterial. Mientras que un golpe moderado de la presión arterial puede ser beneficioso para el corazón, las subidas significativas pueden ser bastante peligrosas -y en realidad puede resultar en el desarrollo de una dificultad para respirar y mareos. Los que tienen un historial de hipertensión deberían evaluar su presión arterial inmediatamente si se produce dificultad para respirar y mareos. El American Council on Exercise informa que el ejercicio con cifras de presión arterial superiores a 200/100 puede ser peligroso.

Azúcar bajo en la sangre

Un bajo nivel de azúcar en la sangre, también conocido como hipoglucemia, es otra causa común detrás del desarrollo de la dificultad para respirar y de los mareos mientras haces ejercicio. Durante el ejercicio, el cuerpo depende de la glucosa en la sangre como una forma de combustible -y cuando los niveles de este compuesto son demasiado bajos, los signos y síntomas de la hipoglucemia suelen empezar a notarse. Los diabéticos pueden considerar revisar su azúcar en la sangre antes de hacer ejercicio para asegurarse de que los niveles estén en un rango seguro. De acuerdo con el American Council on Exercise, los diabéticos no deben comenzar una sesión de ejercicio si su nivel de azúcar en la sangre es menor de 100 mg/dl.

Disfunción pulmonar

Si bien la salud del corazón es crucial para aquellos que están participando en un programa de ejercicios, los pulmones también juegan un papel importante. De hecho, los pulmones ayudan en la provisión de oxígeno a todas las partes del cuerpo -incluyendo los músculos que trabajan. Los que han sido diagnosticados con una forma de enfermedad pulmonar, incluyendo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema u otras pueden desarrollar dificultad para respirar y mareos porque el suministro de oxígeno es limitado. Para estas personas, el oxígeno suplementario puede ser requerido durante sesiones moderadas a intensas de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por katherine bastidas