¿Qué causa el dolor de rodilla por el exterior de la pierna al hacer ciclismo y caminar?

Aunque el ciclismo es un ejercicio relativamente de bajo impacto, todavía puede causar lesiones. Los síntomas pueden incluir dolor en tu rodilla externa al andar en bicicleta; conforme avanza la condición, incluso caminar puede ser doloroso. Muchas lesiones de rodilla menores responden al autocuidado. Deberías ver a tu doctor si no puedes caminar más de unos pasos sin dolor significativo o no puedes mover la rodilla para nada; si hay entumecimiento o marcas rojas en el sitio de la lesión también requieren en la consulta de un médico, según MayoClinic .com.

Síndrome patelofemoral

El síndrome de patelofemoral es la lesión más común de ciclismo, según Boletín de Lesiones Deportivas. La flexión de la rodilla y la extensión del ciclismo puede estresar del cartílago y causar la degeneración, que a su vez provoca presión en los huesos. Los síntomas incluyen inflamación y dolor punzante detrás de la rodilla, a veces se siente en el exterior o en el interior de la rodilla al subir escaleras, arrodillarse y ponerse en cuclillas pueden empeorar el dolor. El entrenamiento extenuante y utilizar equipos y una configuración incorrectos, tales como la altura incorrecta del sillín y el calzado inadecuado, pueden contribuir al síndrome de patelofemoral, así como la pobre biomecánica de la rodilla durante extensiones de las piernas. El Boletín de Lesiones de Deportes señala que 80% de los ciclistas con dolor patelofemoral fueron encontrados que utiliza}ban un balanceo de lado a lado de la rodilla durante el descenso del pedaleo. Se diagnostica el síndrome por rayos X, CT o tomografía computarizada y resonancia magnética.

Desgarro lateral de los meniscos

El dolor en la parte exterior de la rodilla podría indicar un desgarro del menisco lateral. El menisco lateral, encontrado en el exterior de la rodilla es una banda en forma de C del cartílago que actúa como un amortiguador natural y estabilizador de la rodilla. Una repentina torsión de la rodilla mientras el pie está plantado en el suelo, que podría ocurrir si utilizas tu pierna en un esfuerzo para evitar que una bicicleta se desplome, puede desgarrar el cartílago. Los síntomas de desgarros de grado I y grado II incluyen dolor agudo o punzante en el área externa de la rodilla, especialmente cuando la pierna está extendida, hinchazón y rigidez, oír un "chasquido" en el momento de la lesión, junto con una rodilla que se bloquea en su lugar, podrían indicar un desgarro grado III más severo, que puede requerir una cirugía para reparar. Los desgarros laterales de meniscos se diagnostican mediante el examen físico e imágenes de resonancia magnética.

Síndrome de banda iliotibial

El dolor en la parte exterior de la rodilla podría indicar también una síndrome de banda iliotibial, común entre los corredores y ciclistas. La banda iliotibial, una franja gruesa de tejido que pasa por la parte exterior del muslo justo debajo de la rodilla, puede apretarse, tirando la articulación fuera de alineación en la rodilla y causando inflamación y dolor. El sobre-entrenamiento, el cansancio y la pobre flexibilidad de los músculos de la pierna son causas comunes. Síndrome de banda iliotibial generalmente puede ser diagnosticado por la examinación física.

Tratamiento

Puedes aliviar los síntomas del síndrome de patelofemoral y el síndrome de banda iliotibial utilizando el método R.I.C.E.; los desgarros de meniscos laterales pueden también ser tratados de esta manera, mientras la rodilla no sea inestable o esté "bloqueada". Descansa de la actividad que causó la lesión, aplica hielo durante 20 minutos cada pocas horas, envuelve con una venda elástica y mantén la rodilla elevada, si es posible (el acrónimo de estas instrucciones forma la abreviación en inglés RICE). Para aliviar el malestar y la hinchazón, toma los medicamentos antiinflamatorios, mientras no tengas condiciones que imposibiliten su uso.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por paulina illanes amenábar