¿Qué causa el dolor en la pierna y la rodilla superior después de correr?

Varias condiciones pueden causar que sientas dolor en las rodillas y los muslos después de correr. Quizás tienes un nervio que causa incomodidad, o por las articulaciones por usar técnicas incorrectas o por correr en exceso. Hay trastornos como tendinitis, esguinces o infección de cadera que pueden causar dolor en las piernas. El impacto continuo de las piernas y las rodillas puede ser la raíz de tu problema.

Uso en exceso


Si el descanso y el cuidado en el hogar no lo resuelven, es posible que tengas otras complicaciones.

Deja de correr durante un par de días para ver si el dolor desaparece. Eleva tu pierna y aplica hielo en las zonas doloridas. Duerme con una almohada o una manta enrollada debajo de la pierna afectada. Según Medline Plus, si un par de días de descanso y medicamentos contra la inflamación como el ibuprofeno alivia el dolor, entonces estás exagerando. Reduce la duración de las carreras y concéntrate en la fuerza para evitar más dolor excesivo. Si el descanso y el cuidado en el hogar no lo resuelven, es posible que tengas otras complicaciones que deben ser diagnosticadas por un médico.

Síndrome de dolor patelofemoral


Los ejercicios que fortalecen los cuadriceps, las caderas y las pantorrillas pueden aliviar el dolor.

Un problema en la rodilla común experimentado por los corredores se llama síndrome de dolor patelofemoral. La enfermedad causa dolor debajo de la rótula que se irradia a la pierna superior. Posiblemente esta es la causa de tu malestar si experimentas el dolor después de haber estado sentado durante un largo periodo de tiempo, así como después de correr. De acuerdo con los médicos de la Academia Americana de Médicos de Familia en Doctor.org, no hay una causa conocida de la enfermedad. Sospechan que es una deformidad genética que causa que el hueso de la rodilla se mueva. Los ejercicios que fortalecen los cuadriceps, las caderas y las pantorrillas pueden aliviar el dolor. El estiramiento antes y después de la carrera es otra manera que puede mantener tu dolor a raya.

Ciática


El masaje o la manipulación espinal puede aliviar los síntomas.

El nervio ciático es el nervio principal que corre por la pierna de la parte posterior de la cadera hasta la pantorrilla. Cuando se daña o se irrita, el nervio puede causar dolor mientras corres y después de haberlo hecho. Por lo general es el resultado de una hernia de disco o hernia discal en la espalda. El dolor asociado con la ciática es repentino y causa o entumecimiento cuando corres. Puedes experimentar el dolor sólo después de dejar de correr y al sentarte en una posición determinada o cuando estiras. El masaje o la manipulación espinal puede aliviar los síntomas, o quizás necesites ir al quirófano.

Rodilla de corredor


Tu rodilla puede estar mal alineada o dislocada.

Se llama rodilla de corredor, ya que es una condición que se desarrolla habitualmente entre los corredores y atletas que participan en deportes de alto impacto, de acuerdo con la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos. Sentirás un dolor alrededor de la rótula y la parte frontal del muslo después de correr cuando subes por las escaleras. El dolor también aparece después de haber estado sentado por un tiempo. Un número de factores contribuyen a la gravedad de la rodilla de corredor, incluyendo pie plano o un tendón o un ligamento desgarrado. Tu rodilla puede estar mal alineada o dislocada. Un examen físico y radiografías suelen ayudar a tu médico a diagnosticar la causa del dolor para que puedas determinar cuáles medidas son necesarias.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por sofia semo