¿Qué causa el dolor de oídos luego de nadar?

El dolor de oído después de nadar por lo general representa una cosa: el oído de nadador. Esta es una infección que se desarrolla cuando las bacterias entran en el conducto auditivo desde el agua y puede aparecer varios días después de haber nadado. Según Centers for Disease Control and Prevention (CDC), esta condición puede afectar a un nadador de cualquier edad, pero es más común en los niños. El oído de nadador requiere de un tratamiento con antibióticos. Consulta con un médico si sospechas que tienes una infección de oído o te duele el oído después de nadar.

Otitis externa


Los síntomas de la otitis externa incluyen dolor, picor en el oído, inflamación fuera de la oreja y una sensación de saturación.

La otitis externa u otitis tópica es el término médico para el oído de nadador. El dolor se debe a la presión y, posiblemente, sólo una lesión en el interior del canal auditivo. La pseudomonas aeruginosa es un tipo de bacteria común que se encuentra en el suelo y en el agua y causa la infección. Cuando el agua se encuentra dentro del canal auditivo, el número de bacterias presentes aumentará con el tiempo. Esta es una razón por la cuál el dolor de oído se puede desarrollar días después de la natación. Los síntomas de la otitis externa incluyen dolor, picor en el oído, inflamación fuera de la oreja y una sensación de saturación. Puede haber también una reducción en la audición.

Tratamiento


Es esencial que no toques el interior del canal auditivo ya que puedes propagar la infección.

El tratamiento de la otitis externa incluye unas gotas de antibiótico durante siete a 10 días. Aplica una compresa caliente en la parte exterior de la oreja para reducir el dolor. Tu médico puede sugerirte también un medicamento para el dolor de venta libre. Es esencial que no toques el interior del canal auditivo, ya que esto puede propagar la infección. Mantén el oído seco si es posible y evita nadar hasta que la infección desaparezca. Cuando te bañes, moja un algodón en vaselina y colócalo sobre la abertura del canal. No fuerces el algodón al interior, porque la vaselina ayudará a que se adhiera a la piel.

Prevención

Inclina tu cabeza de lado a lado cuando te encuentres fuera de la piscina. Esto ayudará al drenaje de agua del canal auditivo. La American Academy of Family Physicians recomienda utilizar un secador de pelo para secar tu oído. Mantén el secador a varios centímetros de tu oreja. El CDC también sugiere algunas gotas de cualquier producto para el oído de venta libre que contenga alcohol. Si eres propenso a la otitis externa, considera usar tapones para los oídos para mantenerlos secos al nadar o bañarte.

Consideraciones

El oído de nadador y una infección del oído medio no son la misma cosa, pero pueden tener síntomas similares. Una forma de saber si tienes otitis externa es tirar del lóbulo de la oreja. Si la tienes, el dolor aumentará. Es esencial recibir tratamiento para cualquier infección en el oído. Una infección puede empeorar y causar daño a la delicada estructura de la oreja. Las infecciones graves pueden derivar en una meningitis o diseminarse al cerebro y causar la muerte. Si tienes infecciones crónicas, pregunta a tu médico qué puedes hacer para reducir la exposición.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por eliana belen doria