¿Qué causa dolor en los isquiotibiales cuando practicas ciclismo?

Mientras pasas más tiempo en los pedales, empiezan a aflorar pequeños dolores y molestias. La comodidad y la prevención de lesiones mientras andas en bicicleta pueden llevar un tiempo de prueba y error mientras acomodas tu bicicleta adecuadamente para descubrir el mejor calce, los calzados y otro equipamiento para tu cuerpo. Los isquiotibiales son una fuente de dolor común para los ciclistas nuevos y veteranos, y como están en acción en cada pedaleada, es importante prestar atención cuando estas potencias comienzan a doler.

Lesión de isquiotibiales

Los dolores, tirones y desgarros pueden suceder cuando un ciclista exige demasiado a los isquiotibiales durante un período de tiempo, ya sea pedaleando en un cambio demasiado duro, manteniendo una cadencia demasiado baja o simplemente llevando los músculos más allá en poco tiempo. Estas lesiones suceden cuando hay desgarros microscópicos en los músculos por un estiramiento excesivo y repetitivo. El tratamiento para las lesiones de isquiotibiales incluye reposo, hielo, compresión y elevación. Cuando el dolor subsiste, el tratamiento médico podría ser necesario.

Posición del pedal

La importancia de un encaje de bicicleta profesional no puede ser ignorada. Los desequilibrios pequeños fisiológicos pueden suceder cuando tu posición corporal está levemente mal, debilitando el cuerpo con el tiempo. Una fuente de dolor de isquiotibiales común es un pedal mal ajustado. Según Anna Saltonstall, un terapeuta físico en el Mid-Columbia Medical Center en The Dalles, Oregón, si tu pedal está demasiado atrás, podría hacer que exijas demasiado los isquiotibiales y los glúteos. Si está demasiado alto, estos músculos se estiran demasiado con cada pedaleada. Ambas instancias pueden causar dolor y lesiones con el tiempo.

Ciática

En algunas instancias, los ciclistas podrían experimentar dolor en los isquiotibiales que no es causado por estos músculos en absoluto. Esta condición, conocida como ciática, sucede cuando el dolor viene del nervio ciático y a menudo es por una hernia de disco. Los cúmulos en los discos de la vértebra pueden entrar en contacto con las raíces del nervio ciático y causar una irritación y dolor en la parte inferior del cuerpo, incluyendo los isquiotibiales. Si el tratamiento estándar R.I.C.E. no alivia este dolor, consulta a tu médico para que diagnostique una lesión de columna.

Estiramiento y fortalecimiento

Fortalecer los isquiotibiales es una buena manera de evitar lesiones de ciclismo. Avanza lentamente en el progreso del entrenamiento en cuanto a la carga y la frecuencia para evitar las lesiones por uso excesivo. Los ejercicios de resistencia, incluyendo las cuclillas, los pesos muertos y las flexiones de isquiotibiales son maneras efectivas de mejorar la fuerza de estos músculos. El estiramiento también puede evitar las lesiones. Estira los isquiotibiales bajos acostándote en el suelo con las piernas extendidas de manera recta. Coloca una toalla o un cinturón alrededor de la base del pie derecho y tira lentamente la pierna derecha hacia arriba hasta que quede perpendicular al suelo. Mantén el estiramiento por 30 segundos y luego repite con el pie izquierdo. Completa un total de tres estiramientos por pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bell | Traducido por sebastian castro