¿Qué causa el dolor de bíceps cuando levantas pesas?

Para muchos levantadores ávidos, los músculos bíceps son a la vez un motivo de orgullo y una herramienta esencial, los músculos se utilizan en la mayoría de las elevaciones del brazo y por eso tienen que soportar la tensión diaria en una variedad de maneras. Sin embargo, si experimentas dolor en el músculo bíceps, podría ser motivo de alarma. Es importante tener cuidado con los músculos como este y no corras el riesgo de empeorar una lesión mínima con el fin de conservar la utilización del músculo. El primer paso del tratamiento es identificar la causa probable de tu dolor.

Identificación

Es importante centrarte en qué tipo de dolor estás experimentando con el fin de hacer una buena evaluación de la fuente y la severidad de tu dolor. Si estás experimentando dolor leve y ardiente que has sentido principalmente en el entrenamiento, esto sugiere un problema muy diferente y menos problemático que el tipo de dolor agudo y brusco que se producen en respuesta a la elevación.

Dolor muscular

Cuando el dolor muscular es leve y arde, probablemente no tienes mucho de qué preocuparte, la causa más probable es un simple dolor muscular, que puede ocurrir después de una intensa sesión de ejercicios que sorprende a los músculos. A pesar de que se ha pensado durante mucho tiempo que es causado por la acumulación de ácido láctico, el dolor muscular es causado por los desgarros microscópicos y las tensiones en las fibras musculares. Estas lesiones son insignificantes, pero pueden tardar varios días en sanar y dejar de sentir incómodo mientras tanto.

Distensiones y desgarros

Los dolores agudos, repentinos en el músculo bíceps pueden sugerir una cepa o incluso una rotura del bíceps. Esto a veces puede ser fácil de identificar, ya que la hinchazón y la inflamación es común e incluso un bicep desgarrado parcialmente no podrá actuar en los mismos niveles que lo haría normalmente. Si has sufrido uno de estos, es importante que te reúnas con un entrenador o médico para que te mire la lesión. Estas lesiones pueden ser curadas, pero necesitan mucho más tiempo y podrían conducir al desarrollo de tejido cicatrizal en el bíceps.

Consideraciones

Si sólo estás sufriendo dolor en los músculos, en muchos casos es seguro continuar con tu entrenamiento con normalidad. Si el dolor es severo, puede ser mejor tomarte el día libre o llevar a cabo un régimen de entrenamiento más ligero, ya que el dolor es indicativo de que un gran número de fibras musculares se han lesionado. Los dolores agudos y repentinos, por otro lado, sugieren daño muscular, o incluso estructural más grave en el bíceps. En este caso, debes evitar la elevación, coloca hielo en el bíceps y visita a un médico si no mejora después de unos días.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por gabriela nungaray