¿Qué causa los celos en las relaciones?

Los celos son una emoción que casi todos en una relación experimentan de vez en cuando. Los sentimientos persistentes de los celos pueden dañar una relación y pueden ser difíciles para ambas partes, sobre todo si los sentimientos son irracionales o no tienen ninguna base en la realidad. El artículo de la BBC, "Comprensión de los celos", señala que se produce esta reacción compleja porque involucra una amplia gama de pensamientos, emociones y conductas. Los sentimientos de celos suelen ser arraigados en tres causas principales de inseguridad, miedo y competencia.

Inseguridad

Los sentimientos de inseguridad suelen surgir cuando un miembro de la relación cuestiona los sentimientos del otro. La inseguridad frecuentemente tiene sus raíces en la baja autoestima, pero también puede deberse a una falta de atención por parte de la pareja. Si un miembro de la pareja tiene baja autoestima o poca confianza en sí mismo, los sentimientos de celos son fácilmente desencadenados por estímulos aparentemente inofensivos, como que un miembro de la pareja hable con un miembro del sexo opuesto, o mire a alguien que pasa por la calle. Las personas que se comparan con los demás o constantemente tratan de cumplir con las expectativas poco realistas de sí mismos pueden encontrar que estos sentimientos surgen con frecuencia.

Miedo

El miedo a perder a la pareja sigue siendo un principal desencadenante de sentimientos de celos. El artículo de la BBC señala que a veces los sentimientos de celos pueden resultar naturales y pueden animar a una pareja a no tomarse el uno al otro por sentado. Tener conciencia de que uno puede perder a la pareja puede fortalecer los lazos entre las parejas, pero no cuando esta sensación de miedo se convierte en obsesiva o irracional. Las personas pueden temer que su pareja quiera reemplazarlos con alguien "mejor" o más deseable. Proveer o buscar la justificación puede ayudar a aliviar algunos de estos temores.

Competencia

Los sentimientos de competencia son las emociones humanas normales a partir de las cuales los celos pueden derivarse cuando se sienten en un nivel extremo. Un artículo de James Park de la Universidad de Minnesota señala que muchas personas que sufren de sentimientos de celos desperdician energía tratando de ser mejores que los demás en lugar de tratar de ser su "mejor" yo al convertirse en individuos únicos. Pueden competir constantemente con otros y ellos pueden ver a alguien como una amenaza potencial. La competitividad a veces puede ayudar a uno a hacer lo mejor de cada uno, pero puede resultar en constante cuestionamiento de sí mismo, preguntándose lo que otros tienen que ellos no.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por shirley marisel rollano