¿Qué causa los calambres en las piernas mientras te ejercitas?

El terrible dolor de un calambre muscular puede detenerte durante un entrenamiento. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el calambre probablemente no sea grave y puedas resolverlo por tu cuenta en cuestión de minutos. Si eres propenso a tener calambres, sin embargo, es una buena idea comprender cuáles son sus causas, así como la manera de tratarlos y prevenirlos.

Calambres en las piernas

Cuando los músculos de las piernas se acalambran, significa que los músculos afectados se han contraído fuertemente, pero que luego no pueden relajarse. El uso excesivo de un músculo o una lesión muscular también puede dar lugar a los calambres musculares. Cualquier músculo del cuerpo puede acalambrarse de repente, pero los calambres suelen aparecer en los músculos que abarcan múltiples articulaciones. Los músculos de las pantorrillas, los cuádriceps y los isquiotibiales son algunos de los más afectados.

Causas

Un largo período de actividad física o un entrenamiento muy intenso puede provocar calambres musculares en las piernas. aunque, por lo general, los calambres aparecen cuando estás deshidratado o tus niveles de electrolitos son bajos, a menudo debido a la sudoración excesiva mientras haces ejercicios. En algunos casos, las afecciones médicas también pueden aumentar la probabilidad de tener calambres musculares, aunque en estos casos no son necesariamente precipitados por el ejercicio. Las condiciones de salud que pueden causar calambres son insuficiencia renal, enfermedad renal, enfermedades metabólicas como el hipotiroidismo, afirma MedlinePlus.

Tratamiento

Cuando sientas un calambre en la pierna, detén tu entrenamiento y estira o masajea el músculo afectado. En muchos casos, será suficiente para evitar que el calambre aparezca. También puedes usar una almohadilla térmica o compresas calientes para ayudar a relajar el músculo. Más tarde, después de que el calambre se haya calmado, puedes experimentar dolor e inflamación en la zona afectada; trata el dolor con compresas de hielo o compresas frías, y toma inflamatorios de venta libre.

Prevención

Mantente hidratado durante los entrenamientos. Si eres muy activo, también puede que tengas que aumentar la ingesta de potasio, consumiendo alimentos como los plátanos. El estiramiento regular también puede mantener los calambres a distancia, al igual que un buen par de calzado que se adapte bien. Si tus calambres son severos y ocurren con frecuencia, habla del problema con tu médico. Él te puede prescribir un medicamento que puede reducir la probabilidad de tener calambres musculares

Más galerías de fotos



Escrito por anna aronson | Traducido por rafael ernesto díaz