¿Qué causa calambres en los músculos al hacer ejercicio?

Los dolorosos calambres musculares suelen aparecer mientras se hace ejercicio y, generalmente, no son un motivo de preocupación. Los calambres suelen resolverse por sí mismos, con un tratamiento mínimo, en unos pocos minutos, según explica MedlinePlus. Si tienes calambres frecuentemente mientras haces ejercicio, deberías entender por qué y cómo solucionarlo.

Causas

Los calambres musculares suceden cuando un músculo o músculos se contraen involuntariamente, por lo general porque los músculos están lesionados o se los está usando de manera excesiva, según explica MedlinePlus. Si tienes calambres con frecuencia mientras haces ejercicio, también puede deberse a que no estés incorporando suficientes fluidos o a que tus reservas de minerales, como el calcio y el potasio, estén agotadas.

Dónde ocurren

Cualquier músculo involucrado en un ejercicio puede acalambrarse, pero algunos son más propensos que otros, particularmente, un músculo de la pantorrilla llamado gastrocnemio, el tendón de la corva y los cuádriceps, según lo informado por la American Academy of Orthopedic Surgeons. Los músculos de las manos, los brazos, los pies, el abdomen y las costillas también suelen acalambrarse.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, puedes tratar los calambres musculares tú solo y con facilidad. Por lo general, simplemente deberás estirar el músculo o los músculos afectados para sentir alivio, según lo informado por Hershey Medical Center de Penn State University. También puedes aplicar una compresa caliente sobre el músculo para estimular su relajación. Si aún así sientes molestias luego del calambre, puedes intentar tomar drogas anti inflamatorias sin esteroides o usar compresas frías para aliviar el dolor.

Prevención

Puedes intentar adelantarte a los calambres musculares tomando muchos líquidos y manteniéndote bien hidratado durante y después de ejercitarte. A veces, el agua por sí sola no ayudará por todos los electrolitos que pierdes con el sudor. En estos casos, intenta tomar bebidas de rehidratación o soluciones de electrolitos. También puedes intentar estirar tus músculos para ganar flexibilidad. Si tienes calambres musculares frecuentes que no pasan incluso con una hidratación apropiada y haciendo estiramientos, pide un turno con tu médico para ver si alguna condición subyacente está contribuyendo al problema.

Más galerías de fotos



Escrito por anna aronson | Traducido por azul benito