Qué hacer en caso de dolor de oído si estás lactando

Si estás amamantando a tu bebé, probablemente prefieres evitar tomar medicamentos no necesarios que pudieran pasar a tu leche. Si desarrollas un dolor de oídos, tu doctor puede prescribir antibióticos si tienes infección en el oído. Aunque el dolor de oídos no necesariamente indica una infección. Consulta a tu médico acerca de qué medicamentos -prescritos o de venta libre- son seguros para usar durante la lactancia.

Causas Posibles

Aunque una infección de oído puede causar el dolor, algún fluido en el oído o un bloqueo en el tubo de Eustaquio puede causar molestia, y hasta pérdida de audición. En algunos casos, un dolor en la mandíbula puede radiar al oído y causar dolor. Cuando tu doctor ve tu oído, el puede ver enrojecimiento del tímpano, indicando infección o abultamiento atrás del tímpano, indicando la creación de fluido. Si no tienes señales de problemas en tus oídos, tu dolor puede ser referido, es decir que el dolor viene de otra área como la mandíbula. Consulta a tu médico para que determine lo que está causando tu dolor. No se transfiere una infección de oídos al bebé por la leche.

Antibióticos seguros

La mayoría -aunque no todos- los antibióticos son seguros para usarse durante la lactancia, de acuerdo a la Academia Americana de Pediatría. Las categorías mas seguras de antibióticos durante la lactancia incluyen aminoglucósidos, que incluyen penicilina y cefalosporinas, dice el Dr. Drew Keister, Director de la Base Aérea Offutt del Centro Médico del Programa de Residencia de Medicina Familiar de la Universidad de Nebraska, reportado en el ejemplar de Julio del 2008 de "Médico de la Familia Americana" (American Family Physician") (Offutt Air Force Base/University of Nebraska Medial Center Family Medicine Residency Program).

Antibióticos inseguros

Cuando estás lactando, ciertos antibióticos pueden pasar a través de la leche y afectar a tu bebé. Evita quinolonas, que pueden causar enfermedad articular; tetraciclinas, que pueden manchar los dientes y metronidazol, que tiene propiedades causales de cáncer probado en estudios de laboratorio, de acuerdo a Keister. Macrólidos, que incluyen eritromicina, que puede aumentar el riesgo de estenosis de píloro en infantes. Esta condición causa estrechez entre el estómago e intestinos y requiere operación quirúrgica. Las drogas de sulfa pueden causar elevación en los niveles de bilirrubina cuando se usa en el primer mes de vida.

Otros Medicamentos

Si tienes fluido en tu oído o tienes gripe que te está causando un bloqueo, puede ser que tu doctor te recomiende descongestionantes. Si tienes un fuerte dolor, es posible que necesites analgésicos. En algunos casos, tu doctor te puede prescribir medicamentos para el dolor. Asegúrate que tu doctor sepa que estás lactando antes de tomar cualquier medicamento. Evita medicamentos de venta libre y toma solo los que contengan una droga simple y no las fórmulas que contienen varias drogas, como recomienda la Clínica de Cleveland. Amamanta antes de dos o cuatro horas después de haber tomado cualquier medicamento para reducir la exposición a tu bebé. Si notas cualquier signo que la droga esté afectando al bebé, como somnolencia o salpullido, deja de tomar la droga y notifícale al doctor del bebé, así como a tu doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por magdalena huerta betanzo