¿La cáscara de psyllium causa gases y distensión abdominal severa?

Incluso los suplementos naturales pueden causar algunos efectos secundarios. La cáscara de psyllium, un tipo de fibra soluble, puede causar hinchazón, flatulencias o aumento de los eructos. Generalmente estos efectos secundarios no son severos y se reducen al mínimo si tomas dosis más pequeñas de psyllium para permitir que tu tracto digestivo se ajuste a la fibra.

¿Qué es el psyllium?

La cáscara de psyllium proviene de las semillas del Plantago ovata, una hierba parecida a un arbusto que se encuentra en todo el mundo. Se usa principalmente como una fuente de fibra soluble, ya que crea un gel que no es absorbido por el tracto digestivo. Muchas personas consumen psyllium para hacer sus deposiciones más regulares.

Psyllium y la producción de gases

Cuando consumes fibra soluble, tu tracto digestivo puede producir gases. Esto es debido a la labor de las bacterias que viven naturalmente en tus intestinos. Estas bacterias producen gases como un subproducto de la fibra. De acuerdo con un artículo de 2008 en el "Journal of Clinical Gastroenterology", la cáscara de psyllium puede ser degradada por estas bacterias, pero sólo después de que ha sido modificada por los jugos digestivos en el tracto gastrointestinal.

Severidad

En general, el aumento de gases, distensión abdominal y flatulencia causados por el consumo de psyllium pueden causar incomodidad, pero no causarán ningún problema médico significativo. Si tienes hinchazón severa o dolor abdominal u otros efectos secundarios graves, como asfixia, dificultad para tragar, estreñimiento de larga duración, sarpullido, dolor de estómago, vómitos o náuseas intensas, debes comunicarte con tu médico y dejar de consumir psyllium. Los efectos secundarios graves pueden ser causados ​​por tomar psyllium sin suficiente agua.

Prevención

Comenzar con una gran dosis de psyllium puede aumentar la gravedad de los efectos secundarios, ya que un gran aumento de fibra soluble puede causar que las bacterias intestinales produzcan demasiados gases. Comienza con una dosis más baja y aumenta gradualmente la cantidad de psyllium que tomas para que tus intestinos y las bacterias que viven en ellos se adapten a tu mayor consumo de fibra.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por barbara obregon