La cáscara de huevo como fuente de calcio

Los survivalistas, hacendados y granjeros comerciales, dueños de mascotas y las personas interesadas en la curación natural pregonan a las cáscaras de huevo como una fuente de calcio en la dieta. Extraer el calcio lleva tiempo, pero cuesta mucho menos que los suplementos o fertilizantes, una opción económica atractiva. Usar cáscaras de huevo como fuente de calcio para el consumo directo, a través de la extracción o el consumo indirecto, alimentando a los animales o usándolo en lugar de tirarlos a la basura, conserva el medio ambiente.

Desafíos

Usar cáscaras de huevo como fuente de calcio dietario puede producir una intoxicación por alimentos debido a la salmonela u otras contaminaciones bacteriales. El contenido de calcio puede variar de una cáscara de huevo a otra y de tanda en tanda, dependiendo del método utilizado para extraerlo. Vicky Ferguson, columnista de nutrición dl "The Grand Rapids Press", prefiere las fuentes de calcio que están aprobadas por la United States Pharmacopeia, lo que significa que la cnatidad de nutrientes que consigna la etiqueta es la cantidad de nutrientes de las píldoras. Llevan las cáscaras de huevo a al menos 140 grados Fahrenheit medidos con un termómetro para alimentos por al menos 3 1/2 minutos, un proceso conocido como pasteurización, mata la mayoría de las bacterias, según el merican Egg Board. Un hervor fuerte a 212 grados, está basta por encima de los 160 grados recomendados por el USDA Food Inspection and Safety Service para el consumo seguro de los huevos.

Beneficios

El polvo de cáscaras de huevo redujo el dolor de la osteoartritis, aumentó la movilidad y detuvo la pérdida de densidad ósea en mujeres post menopáusicas que participaron en un estudio publicado en 2003 en el International Journal of Clinical Pharmacology Research, realizado por J. Rovensky del National Institute of Rheumatic Diseases. El calcio y la luz del sol previenen la enfermedad metabólica ósea en las tortugas, también conocida como "síndrome del caparazón blando", según afirma la maestra de Anchorage, Alaska, Mary Hopson. Su sitio web, "The Turtle Puddle", ha proporcionado información sobre la salud de las tortugas desde 1999. Según Hopson, las cáscaras de huevo hervidas y molidas proporcionan a las tortugas una fuente natural de calcio. El polvo de cáscaras de huevo también ayuda a las gallinas y otras aves a producir huevos con cáscaras más gruesas.

Preparación

Una vez que hiervas las cáscaras de huevo el tiempo suficiente como para matar las bacterias, déjalas secar al aire, cubiertas con tela para quesos para mantener lejos a los insectos, o sécalas en el horno a 140 grados Fahrenheit en una sola capa sobre una placa para galletas durante una hora. Usa un molinillo de café para obtener mejores resultados cuando pulverices las cáscaras para el consumo humano, ya que las partículas resultantes son de textura más fina y más fáciles de mezclar con líquidos. Haz gravilla para las gallinas y otras aves en una licuadora. Las tortugas y otros reptiles prefieren los trozos más grandes de cáscara de huevo en lugar de gravilla o polvo, aunque el polvo se puede mezclar fácilmente en sus fuentes de agua.

Guardado

Aunque no aborda el uso de cáscaras de huevo para calcio, el USDA Food Safety and Inspection Service recomienda usar cualquier cosa que contenga huevos o productos de huevo dentro de los tres a cuatro días de la preparación inicial. Guarda el polvo de cáscaras de huevo en un recipiente cerrado en el refrigerador entre los 40 y cero grados Fahrenheit.

Más galerías de fotos



Escrito por jane smith | Traducido por maria eugenia gonzalez