¿Hacer carrera de velocidad me pondrá en forma en un mes?

La carrera de velocidad es una entrenamiento cardiovascular de alto impacto, que quema muchas calorías y de cuerpo completo. Los movimientos involucran los glúteos, cuádriceps, pantorrillas, isquiotibiales y músculos a través de todo el cuerpo superior. Es una forma eficiente de poner tu cuerpo en óptimas condiciones en un periodo de tiempo relativamente corto al compararse con otros ejercicios.

Maximiza tu quema calórica con intervalos de alta intensidad

The American Council on Exercise confirma una reducción significativa en la grasa abdominal y subcutánea que es uno de los muchos beneficios del entrenamiento de intervalos. El de alta intensidad, o HIIT (por sus siglas en inglés), se refiere a dividir tu actividad cardiovascular de intensidad moderada con pequeños incrementos de actividad de alta potencia. Si estás trotando, esto significaría que a los pocos minutos de movimiento moderado entonces subirías tu nivel de esfuerzo al máximo, corriendo durante ocho a 12 segundos y a veces hasta 30 segundos.

Empezando con las carreras de velocidad

Si nunca has hecho carrera de velocidad antes, meterte de lleno sólo te pondrá en riesgo de lesiones. Comienza trotando diariamente, vuélvete más sofisticado. Incorpora HIIT en tu cardio, comienza añadiendo ocho a 12 segundos de incremento de carrera de velocidad, seguido por dos minutos de recuperación de vuelta a tu ritmo inicial. Realiza estos intervalos cortos de carrera de velocidad cerca de cinco veces por sesión, que debe ser una o dos veces a la semana para principiantes.Trabajarás hasta alcanzar cerca de 15 intervalos de carrera de velocidad largo de tu sesión de ejercicios tres veces a la semana. Cada una de estas sesiones debe durar 20 minutos, con tiempo de recuperación incluido.

Entrenamiento aeróbico contra anaeróbico

Hacer carrera de velocidades es a la vez un ejercicio aeróbico y anaeróbico. Aeróbico se refiere a los músculos de tu cuerpo que reciben oxígeno suficiente para producir la energía que necesita para correr. La carrera anaeróbica, o carreras de velocidad, ocurren cuando no hay suficiente oxígeno y tu cuerpo recurre a descomponer el azúcar para producir la energía demandada para ello. Debido a esto, se produce ácido láctico y cuando se acumula llega la fatiga; hacer carreras de velocidad en incrementos cortos es una forma de evitar eso.

Traduciéndolo todo

La carrera de velocidad quema más calorías que trotar, por lo que es un método eficaz para la pérdida de peso en una menor cantidad de tiempo. Una libra (453,5 g) se compone de 3.500 calorías. La idea es crear un déficit de 500 calorías al día para bajar una libra en el plazo de una semana. Con una combinación de quemar calorías con ejercicio regular y consumir menos al día, verás resultados rápidamente. El American Council on Exercise confirma que quemarás más calorías con el entrenamiento de intervalos que con actividades cardiovasculares tradicionales. Entre más duro trabajes, mejores serán los resultados, y la incorporación de carreras de velocidad es una manera efectiva de hacerlo.

Más galerías de fotos



Escrito por lyra radford | Traducido por mariana perez