¿Qué carnes puedo comer con colesterol alto?

Si bien el colesterol es un componente necesario para el cuerpo, su exceso puede ser peligroso, provocando obstrucción de las arterias que pueden causar enfermedades del corazón, derrames cerebrales y ataques cardíacos. El colesterol es producido dentro del cuerpo, pero la fuente dietética más alta de este compuesto proviene de las grasas saturadas. De acuerdo con Discovery Health, los productos de origen animal aportan dos tercios de la ingesta de grasas saturadas en la dieta, mucha de la cual proviene de la carne. Si tienes el colesterol alto, no tienes que dejar de comer carne por completo. Tomar decisiones sabias en la selección y preparación te ayudará a mantener los niveles de colesterol bajo control.

Pescado rico en grasas

Puedes pensar que cualquier carne con las palabras "rica en grasas" no puede ser buena para el colesterol. El hecho es que, el pescado graso es alto en ácidos grasos omega-3, que, según la Clínica Mayo, bajan el colesterol malo (LDL), mientras que aumentan los niveles de colesterol bueno (HDL). Los pescados grasos incluyen el salmón, la caballa, el atún blanco, el arenque, las sardinas y la trucha de lago. La American Heart Association (AHA) recomienda consumir pescado graso al menos dos veces a la semana.

Aves

Cuando estás tratando de reducir el colesterol alto, selecciona las aves de corral sin piel. Según la AHA, todas las carnes tienen más o menos la misma cantidad de colesterol en ellas, que es de 70 a 80 mg en una porción de 3 oz. Quitarles la piel y seleccionarlas adecuadamente te ayudará a reducir el consumo de grasas. (La carne oscura contiene un contenido de materias grasas superior a la carne blanca). Al preparar las aves de corral, no las frías, sino cocínalas al horno, a la plancha o hiérvelas. El pavo y el pollo son la mejor opción dentro de las aves de corral, ya que los patos y gansos son más altos en grasas.

Carne roja

No tienes que eliminar la carne roja cuando tienes el colesterol alto. Una vez más, la selección de cortes magros puede ayudar a reducir el consumo de grasas. Los tipos más magros de carne roja son el solomillo, lomo y el redondo. Asegúrate de recortar toda la grasa visible de la carne y cocinarla de manera que se separe de su grasa, como asarla o al horno. La AHA recomienda consumir no más de 6 onzas de carne por día, independientemente del tipo.

Cerdo

Puedes disfrutar de la carne de cerdo, de vez en cuando, pero se recomienda limitar su consumo. Si deseas comer carne de cerdo, evita los tipos altamente procesados, como el tocino o las salchicha. Recorta toda la grasa visible de las chuletas de cerdo o lomos​​, y prepárala a la parrilla, horneada o asada. Las vísceras de cualquier carne, como el hígado o el riñón, deben ser evitadas.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por sofia loffreda