¿La carne de gyro es saludable?

El gyro es un alimento tradicional griego del Este y Oriente, que consiste en carne envuelta en pan de pita y se sirve con cebolla, tomate y salsa tzatziki, que incluye una mezcla de yogur y pepino cortado en cubitos. Es más frecuente que la carne sea de cordero, aunque algunos restaurantes también sirven gyros con carne de res, pollo o cerdo. Los cocineros a veces añaden grasa a la carne de gyro para mantenerlo húmedo y jugoso, por lo que no es siempre una elección de comida saludable.

Datos nutricionales

Es común encontrar cerca de 4 oz de carne en un gyro. Esa cantidad de carne de cordero contiene alrededor de 175 calorías, 11,5 g de grasa, 5 g de grasas saturadas, 60 mg de colesterol, 265 mg de sodio, 2 g de carbohidratos, 0,5 g de fibra, 0,5 g de azúcar y 16 g de proteína. En una dieta normal de alrededor de 2000 calorías por día, significa que un gyro de carne proporcionará aproximadamente el 25 por ciento de grasa saturada al día, 20 por ciento de colesterol, 10 por ciento de sodio y 30 por ciento de proteína.

Ingredientes

El gyro básico de carne difiere ligeramente en contenido de grasa y calorías, pero también es importante tener en cuenta los valores nutricionales totales del plato. Por ejemplo, si la carne se sirve con una generosa cantidad de aceite y sal, las calorías, grasa, colesterol y sodio contenido serán más altos.

Análisis

La U.S. Food and Drug Administration recomienda limitar las cantidades de grasa saturada, colesterol y sodio que consumes diariamente, porque esos nutrientes se han relacionado con condiciones, incluyendo las enfermedades del corazón y la presión arterial alta. Sin embargo, no hay suficientes calorías, gramos de grasa o cantidades de colesterol y sodio en una sola porción de carne de gyro que cause estragos en cualquier plan de alimentación equilibrado. Considerando que la carne de gyro no contiene suficientes nutrientes beneficiosos para ser estrictamente considerados "sanos", no es un alimento dañino cuando se disfruta con moderación y se come como parte de una dieta variada.

Casero

Una forma de hacer la carne de gyro más sana y ligera es prepararla tú mismo. Por ejemplo, en el número de mayo de 2005 de la revista “Cooking Light”, los editores recomendaron preparar los gyros con carne deshebrada de una pierna de cordero asada que tiene muy poca sal añadida y no tiene grasa añadida. También es posible usar pollo asado, que contiene naturalmente menos grasa y colesterol que la carne roja.

Consideraciones

Si te preocupa cómo la carne de gyro puede encajar en tu dieta o sientes que tu plan general de alimentación no encuentra un equilibrio saludable, habla con tu médico o un dietista registrado para obtener asesoramiento personalizado.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por georgina velázquez