Cardio and Cortisol

El ejercicio cardiovascular y el cortisol comparten una relación muy estrecha que controla la manera en la que el cuerpo suministra energía para tus actividades. Cada proceso del cuerpo humano requiere energía. Cuando haces ejercicio cardiovascular, causas un incremento en la demanda de energía. Mientras más duro trabajes, necesitarás mayor incremento. De muchas formas tu cuerpo responde como si estuvieras viviendo de una forma precaria. Y no hay excepción en la forma en que el cuerpo responde a esta tensión, no importa si estás huyendo de un atacante o tratando de mejorar tu tiempo de carrera.

Qué es Cortisol?

Para entender la relación entre cardio y cortisol, es esencial conocer qué es el cortisol. El cortisol es una hormona producida por la glándula suprarrenal como respuesta a la tensión. Desde una perspectiva biológica, la tensión es cualquier cambio en las condiciones existentes. Cuando haces ejercicio cardiovascular, estás tensionando a tu cuerpo, lo que ocasiona que produzca cortisol. La hormona es una de las tres que regulan el metabolismo. Su función es asegurar que tu cuerpo tiene suficiente energía para responder a lo que sea que esté ocurriendo.

El factor de tensión

La producción de cortisol actúa como un mecanismo de defensa. La tensión por supuesto puede acarrear efectos negativos. El cortisol puede ayudarte a mejorar la resistencia a la tensión de tu cuerpo para que este pueda mantenerse saludable al encarar cambios. Durante los ejercicios cardiovasculares, la demanda de energía aumenta dependiendo de la intensidad del ejercicio. Si tu cuerpo detecta niveles bajos de energía, otra hormona activará la liberación de cortisol. El cortisol aumentará el metabolismo del azúcar para obtener energía.

Adaptaciones del cuerpo

Tu necesidades energéticas disminuyen con ejercicio regular, ya que tu cuerpo va a aumentar su eficacia con el tiempo. Entregará energía y oxígeno más rápido a las células del cuerpo. Esta eficiencia puede afectar los niveles de cortisol y retrasar una respuesta a la producción de más hormonas. Este efecto ilustra la relación entre el ejercicio aeróbico y el cortisol. Lo que hay que tener en cuenta es que el cuerpo cambia constantemente sus respuestas. Si alteras tus entrenamientos cardio, tu cuerpo puede interpretarlo como más tensión y liberar más cortisol.

Respuesta del sistema inmune

El aspecto negativo del cardio y el cortisol tiene que ver con los efectos a largo plazo del estrés o tensión en el cuerpo. Mientras que el cortisol es esencial para la energía, lo hace a expensas de la respuesta del sistema inmune. El cortisol reprime otro químico en el organismo responsable de la inducción de la fiebre y la liberación de algunos glóbulos blancos. Aunque puede parecer contradictorio, el cuerpo solamente trata de asignar todas las fuentes a la tensión inmediata. Esta acción explica porqué el estrés a largo plazo y arduos entrenamientos y sin períodos de descanso dejan a tu cuerpo vulnerable.

Más galerías de fotos



Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por gloria hernández