¿Qué es el trabajo cardiaco?

El trabajo cardíaco es el esfuerzo que realiza tu corazón para bombear sangre a través de tu cuerpo. Este esfuerzo varía dependiendo de la fuerza y frecuencia de las contracciones de los músculos del corazón, la cantidad de sangre bombeada por el ventrículo izquierdo y la resistencia arterial. El ventrículo izquierdo bombea la sangre hacia ala aorta y luego hacia el resto de las arterias localizadas en todo el organismo. El trabajo cardíaco es la medida del esfuerzo demandado a tu corazón y puede ser un indicador de la enfermedad coronaria (coronary heart disease o CHD). De acuerdo con el University of Michigan Health System, si no se atiende el trabajo cardíaco, éste puede ocasionar que los pulmones, venas y otros tejidos se llenen con líquidos rezagados o recursivos.

Flujo sanguíneo hacia la arteria coronaria

De acuerdo con Patient Friendly, la arteroesclerosis (acumulación de placa en las arterias) y la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), son factores que limitan el flujo de sangre hacia la arteria coronada. Como la sangre lleva oxígeno, el resultado es una menor cantidad de oxígeno en todo el cuerpo, lo que hace que el corazón trabaje más. Esto incrementa tanto el trabajo cardíaco como el riesgo desarrollar una enfermedad cardíaca.

Factores de riesgo para el trabajo cardiaco

La nicotina está entre los primeros factores de riesgo, ya que estimula al músculo cardíaco e incrementa el trabajo que el corazón realiza. El endurecimiento de las arterias es otro factor de riesgo primario, dado que el corazón debe hacer un gran esfuerzo para impulsar la sangre a través de arterias que se resisten al flujo de sangre. Otros factores de riesgo incluyen presión alta o niveles elevados de colesterol, diabetes, obesidad e inactividad física.

Obesidad

Un exceso de grasa en el pecho o en el área abdominal es un factor primario de riesgo que aumenta el trabajo cardíaco, de acuerdo con Patient Friendly. La obesidad a menudo va a acompañada de presiones altas y niveles elevados de colesterol. Un cuerpo que tiene grasa en el abdomen o pecho también es candidato para desarrollar diabetes del tipo 2.

Disminuir el trabajo cardiaco

Las mejores formas de disminuir el trabajo que realiza tu corazón son perder peso, controlar tu diabetes si es que la tienes, dejar de fumar y hacer más ejercicio. El ejercicio fortalece el músculo cardíaco y te ayuda a mejorar tanto la circulación a través de las arterias, como a través de las venas que llevan la sangre de vuelta hacia el corazón. El ejercicio causa una moción de masaje en las venas y ayuda a impulsar la sangre de vuelta hacia el corazón y los pulmones, donde volverá a nutrirse con oxígeno.

Más galerías de fotos



Escrito por susan landis-steward | Traducido por karly silva