¿Por qué la carbonatación te hacen mal al estómago?

Aunque la carbonatación de las bebidas ofrece una sensación interesante y única en la boca, puede tener un efecto menos que agradable en tu estómago, especialmente si tomas demasiado de una sola vez o si tienes enfermedades como úlcera péptica o enfermedad del intestino irritable.

Hinchazón

La disolución de gas de dióxido de carbono en agua crea la carbonatación. No sólo estás ingiriendo el líquido de la bebida, sino también el gas. Si el cuerpo no expulsa el gas, se puede quedar atrapado en el tracto gastrointestinal y conducir a hinchazón. La distensión excesiva del gas acumulado en el estómago y los intestinos causa dolor, el cual puede variar en intensidad.

Vaciado del estómago más lento

Un estudio realizado por el "European Journal of Applied Physiology and Occupational Physiology", encontró que la carbonatación afecta la velocidad a la que el estómago vacía la bebida. Los sujetos que recibieron agua u otra bebida no carbonatada tenían el mejor tiempo de vaciado. Los estómagos de los sujetos a los que se les dieron bebidas gaseosas vaciaron las bebidas más lentamente. También, el volumen del estómago con gas fue mayor con bebidas carbonatadas que con bebidas no carbonatadas. Así que si estás bebiendo bebidas carbonatadas, y te causan hinchazón y molestias gástricas, es probable que te quede por un tiempo el malestar.

Condiciones de salud

Estar predispuesto a problemas de salud tales como enfermedad de reflujo gastroesofágico, o GERD (por sus siglas en inglés); úlcera péptica; o enfermedad de intestino irritable, puede empeorar los efectos de las bebidas carbonatadas en el estómago. La carbonatación puede aumentar la producción de ácido e irritar la mucosa del estómago, lo que puede ser doloroso con úlceras pépticas. El aumento de ácido en el estómago no es seguro para las personas con GERD porque el ácido puede desgastar el esfínter esofágico inferior. Esto hace que se debilite y permite que el ácido estomacal suba hacia el esófago, causando dolor. Un aumento en el gas para las personas con enfermedad del intestino irritable puede ser muy doloroso.

Evitar bebidas carbonatadas

Para evitar el malestar que la carbonatación puede traer, trata de tomar bebidas que no contengan carbonatación. Limita el consumo de agua con gas, refrescos, cerveza y vino espumoso. Las bebidas con alto contenido de azúcar y calorías también pueden molestar el estómago. Agrega sabor a tu agua con mezclas sin calorías y edulcorantes.

Más galerías de fotos



Escrito por julia whidden | Traducido por jaime alvarez