Características de una piel deshidratada

La deshidratación de la piel puede ocurrir por la exposición a elementos como el viento o el sol, por ponerse en contacto con químicos y alérgenos, o por algún déficit de agua a través del sudor constante o la ingesta insuficiente de líquidos. La piel deshidratada puede hacer que la cara parezca más vieja y las arrugas más pronunciadas que parecen "ciruelas pasas". La piel seca también puede producir picazón o irritación, así como también puede aparecer parches en la piel escamosa y maltratada. Conocer algunas de las características de la piel deshidratada te permitirá tomar medidas para evitar que se seque de manera adicional y la resequedad se agrave.

La picazón

Una de las características más comunes de la piel deshidratada es la picazón, que puede estar acompañada por un aspecto blanco "cenizo" en la superficie. La institución Drexel University’s College of Medicine sugiere evitar rascarse o frotarse, y en lugar de eso aplicar compresas frías, cremas de hidrocortisona y harina de avena o baños de fécula de maíz. Aparte de la deshidratación, la picazón de la piel también puede ser causada por picaduras de insectos, contacto con agentes irritantes, quemaduras solares, erupciones, parásitos y medicamentos. Si la comezón es severa, debes consultar al médico para descartar alergias u otras condiciones médicas.

Pérdida de elasticidad

La pérdida de elasticidad en la piel puede ser un síntoma de deshidratación. Según Drexel University’s College of Medicine, esta condición, también conocida como turgencia de la piel, se caracteriza por la incapacidad que la piel muestra para cambiar de forma y volver a su estado normal. Los dermatólogos usan los dedos para tirar de la piel en la parte posterior de la mano, en el antebrazo o en el abdomen. Su objetivo es levantar la piel y liberarla de inmediato para observar si permanece elevada y retorna a su posición normal. Con este procedimiento se puede ver si la deshidratación es moderada o severa, y si ocurre en todo el cuerpo. Debes ingerir líquidos y consultar a un médico si esta condición de perder agua o fluidos es prolongada o severa, aconseja la universidad Drexel.

Manchas ásperas

La piel deshidratada presenta a menudo manchas ásperas y rojas. Estos parches pueden producir mucha picazón y se acompañan con frecuencia de descamación celular. Los investigadores del Centro de Salud McKinley de la Universidad de Illinois (University of Illinois’s McKinley Health Center) informan que la forma más severa que presenta la piel seca es el eczema numular. Este padecimiento se caracteriza por manchas circulares rugosas de color rosa o rojo, sobre todo en los brazos y en las piernas. El tratamiento puede ser tan simple como la disminución de la frecuencia de la ducha, evitando jabones fuertes o la aplicación de lociones hidratantes. Es de suma importancia que consultes con su médico o con un dermatólogo con licencia para que te dé un tratamiento si tu condición empeora o si experimentas incomodidad como resultado de parches secos en tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por roger perez | Traducido por xochitl gutierrez cervantes