Características de un mal compañero de habitación

Llegar al dormitorio que compartes con un mal compañero es lo último que quieres hacer después de un largo día. Compartir el espacio con otra persona, ya sea un amigo o un desconocido, significa que ambas personas se comprometen a adaptarse entre sí. La comunicación y tener un acuerdo es importante porque pueden surgir ciertas situaciones y hábitos que hacen desear otro compañero de habitación.

Toma tus cosas

Un compañero de habitación indeseable es alguien que no respeta tus cosas. Es frustrante encontrar que tu compañero se comió las sobras que planeabas cenar o que tomó prestada tu ropa sin preguntarte. Algunas personas son más generosas para prestar sus cosas, pero siempre es mejor preguntar primero; además es prudente hablar de los límites cuando se trata de tomar las cosas del otro.

Te presiona y es entrometido

Invadir el espacio emocional es otra forma de sobrepasar los limites. Un compañero de habitación entrometido es tan invasivo como el que toma tus cosas sin preguntar. Algunos esperan que la persona con la que comparten la habitación se convierta automáticamente en su mejor amigo y que compartan todo con ellos, desde cómo estuvo su día hasta sus secretos oscuros y profundos. Sin embargo, esta información no siempre es bienvenida y nadie debe esperarla de la otra persona. Es importante que te lleves bien con tu compañero y es ideal que se desarrolle una amistad, pero también es importantes darle a tu compañero espacio si no quiere tener una conversación íntima.

No lava los platos

Vivir con una persona desordenada y desorganizada puede ser un dolor de cabeza, especialmente si eres fanático de la limpieza. Incluso si no eres estricto respecto a pisos inmaculados o repisas ordenadas, llegar al dormitorio y ver la sala desordenada y la cocina sucia puede ser dañino para tu salud física y mental. Si ambas personas son desordenadas, se puede volver un desastre. Un buen compañero de habitación tiene en cuenta la importancia de la limpieza, incluso si eso significa hacer un horario para limpiar de vez en cuando.

Es irrespetuoso y descortés

Un problema entre compañeros de habitación surge cuando uno de los dos es desconsiderado con el otro. Cuando uno provoca que la convivencia sea incómoda; por ejemplo, al llevar a sus amigos o citas tarde por la noche, acaparar mucho espacio en el refrigerador o escuchar música muy fuerte por la mañana, la otra persona se puede molestar y sentir que sus pertenencias y espacio no son respetados. Habla de los problemas que tengas respecto a los hábitos o comportamiento de tu compañero, especialmente si te causan estrés.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah casimong | Traducido por diana i. almeida