Características del comportamiento de un abusón escolar

La intimidación suele ser un tema candente para los padres, maestros y administradores escolares. Generalmente, los adultos no dudan en proteger rápidamente a las víctimas de acoso a la vez que, al menos, miran con el ceño fruncido a los abusones. Por supuesto, las víctimas necesitan protección en cada caso; sin embargo, el acoso escolar es a menudo un grito de ayuda. Reconocer y comprender las características de los agresores puede ayudar a erradicar la intimidación en las escuelas.

Características de la personalidad

Aunque todos los matones no tienen exactamente las mismas personalidades, por lo general muestran algunas de las mismas características de la personalidad. Según el sitio web Education.com, muchos agresores son seguros y se crecen al tener el control. Los abusones también pueden ser impulsivos, enojarse fácilmente y estar poco dispuestos a dejar que los demás saquen a relucir sus modos. La mayoría de ellos tienen las habilidades sociales necesarias para hacer amigos, ya que pueden ser carismáticos, encantadores y persuasivos cuando se trata de conseguir que sus compañeros hagan lo que quieren. Los agresores también son propensos a tener personalidades violentas, según el sitio web Bullying Project.

Características del comportamiento

Los intimidadores tienden a atacar con ira a sus víctimas. Estos comportamientos pueden abarcar desde la clásica golpiza a un niño y quitarle el dinero para el almuerzo hasta empujones, tirarle los libros de las manos o golpearlo. Según StopBullying.gov, un sitio web del U.S. Department of Health and Human Services, los agresores a menudo se meten en problemas porque tienen dificultades para controlarse cuando no están en completo control de lo que está pasando a su alrededor. Tienden a distraer a sus compañeros en el aula y se jactan de cuan buenos son en relación con todos los demás.

Características internas

En algunos casos, aunque ciertamente no en todos, los niños se convierten en agresores como una forma de sentirse mejor. Los abusones agresivos a menudo creen que son más importantes que todos los demás, y utilizan la intimidación como una forma de recordarles a sus compañeros esta creencia. De acuerdo a la información proporcionada por Kansas Safe Schools Resource Center, a diferencia de los abusones agresivos ultra-seguros, algunos son más pasivos. Los abusones pasivos suelen ser menos populares que los agresivos y tienen una baja autoestima. A menudo tienen dificultades para concentrarse en el trabajo escolar, y son propensos a las rabietas que conducen a problemas con sus compañeros. Si bien los agresores pasivos normalmente no iniciarán una interacción de intimidación, están ansiosos de participar en un incidente de este tipo, alineándose rápidamente con los más poderosos y agresivos abusones en un esfuerzo por lograr aceptación y sentirse importantes.

Consideraciones

Para prevenir eficazmente la intimidación, es esencial para entender por qué los niños pueden llegar a ser abusones. Los niños que viven en hogares agresivos, violentos y abusivos donde ven actos de acoso, y son a veces víctimas de estos podrían llegar a ser abusones, porque esta es la manera en que aprendieron a interactuar con otras personas. Además, si los padres del niño no están comprometidos ni involucrados activamente en su vida, podría recurrir a la intimidación como una manera de sentirse importante. Aconsejar a los abusones escolares y darles maneras alternativas para lidiar con sus emociones y sentimientos puede ayudar a reducir el comportamiento de intimidación, y a proteger a las víctimas.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por rafael ernesto díaz