Características corporales de los jugadores de hockey

Los jugadores de hockey son conocidos por su dureza física, la voluntad de luchar a través de las lesiones, capacidad de patinaje y talento con el disco. Los jugadores que pueden tomar los golpes y seguir adelante necesitan un cuerpo fuerte y resistente. Los jugadores deben tener el tamaño para bloquear tiros y la rapidez para realizar el ataque por el hielo cuando ganan posesión del disco.

Grasa corporal

Los jugadores de hockey tienen que estar en la condición cardiovascular de primer nivel para jugar con eficacia. El hockey requiere ráfagas de energía, mientras que un jugador está en el hielo durante 30 segundos a 2 minutos. Los jugadores que llevan un alto porcentaje de grasa corporal están en desventaja y se ralentizarán durante un turno y en las últimas etapas del juego. Los jugadores tienen que mantener su nivel de grasa corporal de entre 6 y 12 por ciento. Una apariencia de "modelo" no es necesaria, pero los músculos abdominales deben ser visibles.

Defensas

Si bien no hay reglas y regulaciones para la altura, el peso y el tamaño de los jugadores en cualquier posición, los defensas se benefician de la altura, brazos largos y un marco fuerte. Un defensa que tiene más de 6 pies de altura tiene el tamaño para diseñar y bloquear el disparo de un oponente y montar un soporte de disco en las vallas, así como la fuerza para llevar el disco a distancia y empezar a jugar en la dirección opuesta. Los defensas más pequeños pueden ser hábiles cuando llevan el disco o lo levantan del hielo, pero les va difícil sosteniendo batallas en las vallas con jugadores más grandes. "Siempre te sentirás más seguro cuando tienes un jugador más grande que lucha en la valla por el disco", dijo el ex jugador de la NHL y analista de NBC Ed Olczyk. "Esto es especialmente cierto en cuanto a los defensas".

Delanteros

No hay un tipo de cuerpo definido para los delanteros. Los jugadores con un físico más musculoso son más capaces de soportar un golpe y seguir adelante, pero los jugadores más pequeños y más rápidos han sido uno de los jugadores más exitosos en la historia del juego. Yvan Cournoyer, por ejemplo, fue uno de los jugadores más peligrosos y los patinadores más rápidos en la historia de la NHL. Cournoyer jugó para los Montreal Canadiens entre 1964 y 1979 y marcó 428 goles. De 5 pies y 7 pulgadas y 172 libras, Cournoyer no era una figura imponente en el hielo. Pero su velocidad y agilidad le valió el apodo de "The Roadrunner" (El correcaminos), y siempre se podía contar con hacer jugadas grandes cuando su equipo más lo necesitaba. Los delanteros grandes y poderosos crean sus propias ventajas y puede ponerse en posición de anotar como resultado. Milan Lucic, alero de los Boston Bruins usa sus 6 pies y 4 pulgadas, y 220 libras para dominar e intimidar a aquellos que tratan de ponerse en su camino.

Porteros

Mientras que los porteros han tenido éxito en una variedad de tamaños, los exploradores profesionales han visto más favorablemente a los porteros más grandes desde mediados de la década de 1990. Los porteros más grandes pueden cubrir más la red con su figura cuando se combina con una rapidez excepcional y excelente técnica, que les da una ventaja sobre los porteros más pequeños. Eso no quiere decir que los porteros rápidos como Dominik Hasek y Tim Thomas no puedan jugar a un nivel superior en la red, pero una estatura de más de 6 pies 1 pulgada de alto dará a un portero de talento semejante ventaja sobre un competidor más pequeño.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por enrique alejandro bolaños flores