Características de un bebé prematuro

Dependiendo de la prontitud con la que ocurra el parto durante el embarazo, un bebé prematuro puede tener diferentes características que un bebé a término completo. Con el tiempo, las características se hacen menos notorias, afirma St. John's Mercy Health Care. Los bebés prematuros requieren vigilancia estrecha y a veces una asistencia médica especial en la Neonatal Intensive Care Unit (UCIN) de un hospital. Los avances en la medicina han dado a los bebés prematuros una mejor oportunidad de vencer los obstáculos a los que se enfrentan desde la estancia acortada en el útero.

Grasa corporal baja

La gordura es un rasgo típico de los bebés de término completo. Un bebé prematuro podría tener muy poca grasa corporal. Esto puede hacer que el bebé parezca muy delgado. El bebé no pesará casi la cantidad que un bebé a término. Este rango de peso varía, pero un bebé a término típico pesa por lo menos 7 libras (3,15 kilogramos) en el parto. Cuanto antes llegue al bebé, menor será el número en la escala. El Dr. Sears, pediatra y experto en AskDrSears.com, señala que el 90% del peso del bebé se adquiere después del quinto mes de embarazo y el 50% en los últimos dos meses.

Rasgos de la piel

Los bebés prematuros que llegan entre las semanas 30 y 32 tienen más probabilidades de tener la piel fina como consecuencia de la grasa corporal limitada, dice March of Dimes. Las costillas pueden ser fáciles de ver debajo de la piel. Sin importar el tono natural de la piel del bebé, el tejido puede aparecer rojo. La piel suele ser arrugada. Los niños extremadamente prematuros, aquellos que nacen en cualquier momento entre las semanas 24 y 27, todavía tienen que desarrollar la capa exterior de la piel, que comienza en la vigésima sexta semana de solidificación. March of Dimes señala que la piel puede parecer lisa y brillante y demasiado frágil para otra cosa que un toque ligero.

Cabello

Los bebés muy prematuros no tienen ningún cabello. Les falta el lanugo o pelusa fina que cubre al principio el cuerpo de un bebé en la semana 24 o poco después. Un bebé prematuro que llega más cerca al término tiene pelusa en todo el cuerpo, incluso en la cabeza.

Ojos cerrados

Los párpados están fusionados cerrados hasta la vigésima sexta semana de embarazo. En ese momento, los párpados se abren por su propia cuenta, revelando los ojos y a veces las pestañas, dice March of Dimes. Un bebé nacido antes de la vigésima sexta semana continuará teniendo los ojos cerrados.

Movimiento

Sin la necesaria grasa corporal y el músculo, un bebé prematuro no llegará al camino que un bebé a término. Los movimientos de un bebé nacido entre las semanas 29 y 32 pueden parecer desiguales en lugar de regulares. Los bebés que nacen antes de estas semanas podrían no moverse mucho. Los brazos y las piernas pueden permanecer en una posición extendida de la falta de tono muscular. Alrededor de la semana 35, un bebé prematuro tiene suficiente tono muscular como para entrar en posición fetal, como un recién nacido que llega a término. Aspirar para comer puede ser difícil debido al tono muscular deficiente de un bebé. Los gritos de un bebé prematuro son a menudo débiles, señala la University of Virginia Health System.

Desarrollo incompleto

Otras señales de un bebé prematuro incluyen evidencia de que el desarrollo no ha terminado. Los pulmones son algunas de las últimas partes del cuerpo en desarrollarse. A un bebé prematuro a menudo se le suministra oxígeno para mantener la vida hasta que los pulmones acaben desarrollando. Los genitales pueden ser pequeños o subdesarrollados en un bebé prematuro, según el Virginia Health System. En proporción con el resto del cuerpo, la cabeza del bebé es probable que parezca larga e irregular.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por maria gloria garcia menendez