Mi cara se siente seca después del sudor por ejercitarme

La piel facial seca y deshidratada debido al sudor durante el ejercicio puede ser más que frustrante. Algunos síntomas pueden ser dolorosos e incluso promover infecciones peligrosas. Ya que la sequedad facial puede ser vergonzosa y difícil de esconder, es importante entender cómo puede tratarse y prevenirse.

Síntomas

Los síntomas de deshidratación facial durante el ejercicio pueden variar de persona a persona y de ubicación a ubicación. Puedes notar tirantez facial, comezón, descamación, enrojecimiento y la aparición de grietas y lineas finas. Además, tu piel puede desarrollar una textura áspera que luce y se siente desigual o contraída. En casos severos de piel seca, las grietas o fisuras profundas pueden sangrar.

Tratamientos

Para tratar la piel facial seca después del ejercicio, lava tu cara o toma una ducha tibia para eliminar el sudor. Limita el tiempo de tu ducha a menos de quince minutos y no uses agua caliente; bañarse por tiempo excesivo o usar agua caliente puede secar tu piel y privarla de sus aceites naturales. Inmediatamente aplica un humectante suave a tu piel para atrapar la humedad de tu ducha o lavado. Busca un humectante que sea libre de aceite y no comedogénico, para que no obstruya tus poros y desarrolles acné.

Consejos

El American Osteopathic College of Dermatology recomienda utilizar un humidificador si te ejercitas en interiores, especialmente durante el invierno cuando los calentadores pueden secar el aire. Si te limpias el sudor de la cara con una toalla durante el ejercicio, lava tus blancos con detergentes de lavandería suaves y evita usar suavizantes para telas irritantes, los cuales pueden secar la piel. Bebe agua antes, durante y después de ejercitarte. Hidratar el interior de tu cuerpo también puede ayudar a mantener la piel de tu cara hidratada.

Complicaciones

Si se deja desatender, la piel facial deshidratada puede llevar a condiciones más serias. La piel seca puede provocar dermatitis atópica, o síntomas de eczema, llevando a agrietamiento, inflamación y enrojecimiento de la piel. Los folículos capilares en tu rostro también pueden inflamarse cuando tu piel está seca, resultando en foliculitis. Si la piel deshidratada está agrietada o tiene fisuras abiertas, las bacterias pueden invadir los tejidos subyacentes, causando una infección bacteriana llamada celulitis.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por karla m. gonzález