¿Qué usar en la cara cuando haces esquí en una fuerte ventisca?

Esquiar en una fuerte ventisca puede ser una experiencia emocionante similar a flotar en un mar de color blanco. Este tipo de esquí intenso requiere que lo hagas rápido a través del viento y volando en la nieve. Por lo tanto, el esquí en nieve requiere usar una mayor protección en la cara que en un día habitual en las pendientes. Necesitas proteger la delicada piel del rostro para mantenerte caliente y cómodo en los días codiciados de pistas frescas y nieve.

Gafas de protección

Nunca olvides las gafas de protección cuando esquíes en una fuerte ventisca. Las gafas protegen los ojos del viento y de la nieve, y te ayudarán a mantener la visión clara a medida que avanzas por la pendiente polvorienta. Puedes buscar gafas con una correa gruesa que asegurará la protección para los ojos sin importa cuán riguroso sea el esquí que realices. Busca marcos de nylon, caucho o propionato. Estos materiales más flexibles tienden a no dañar la cara si te caes o te golpeas mientras viajas a gran velocidad. Por último, necesitarás protecciones laterales que mantendrán al viento y la nieve fuera de la zona de los ojos. No quieres ninguna abertura en las gafas, donde la nieve o el viento puedan entrar.

Pasamontañas

Cuando haces esquí en una fuerte ventisca, un pasamontañas (una pieza entera que cubre la cabeza, el cuello, la boca y la nariz) mantendrá tu rostro cálido y protegido. Un pasamontañas funciona bien como una capa de base debajo de un casco, que es una necesidad para el esquí en fuertes ventiscas. El uso de un pasamontañas sobre la nariz y la boca también ayudará a calentar el aire antes de que entre en los pulmones. Busca uno de un tejido ligero sintético que absorba la humedad y el sudor para mantenerte caliente y seco.

Bragas de cuello

Las bragas son una alternativa a los pasamontañas. Cubren tu cuello y se pueden estirar para taparse la boca y la nariz. Busca materiales como vellón o lana que contienen propiedades que absorben la humedad.

Protector solar

El protector solar es siempre recomendable en las pendientes, pero más aún cuando haces esquí en una fuerte ventisca. Puedes pensar que en días fríos y nublados puedes obviar el protector solar en días fríos y nublados, pero ese no es el caso. Puedes quemarte con el sol incluso en invierno, especialmente mientras haces esquí y el reflejo del sol de la nieve blanca y brillante se refleja hasta en la cara. Tendrás que aplicar protector solar a menudo mientras prácticas esquí en una fuerte ventisca, porque la nieve te lo puede quitar rápidamente. Busca uno de amplio espectro con protección para los rayos UVA y UVB, con un factor de protector solar (SPF por sus siglas en Inglés) de 30 o más y con etiqueta de "resistente al agua". Luego vuelve a aplicarlo varias veces durante el día. Además, aplica un protector labial con un SPF de 30 o más para proteger tus labios.

Crema hidratante

Después de un día de esquí en una fuerte ventisca, debes untarte la cara con una crema hidratante calmante. Esto te ayudará a hidratar la piel después de que hayas tenido una paliza de viento y nieve. Busca una crema hidratante que contenga ingredientes como la manzanilla o aloe para calmar la piel que se ha irritado por el clima.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca desfosse | Traducido por morena parras