Me canso con facilidad al correr

Correr y trotar son excelentes formas de ejercicio físico que pueden ayudar a mantener un peso saludable. Además, el ejercicio aeróbico regular puede mejorar desde la salud cardiovascular a tu estado de ánimo en general. Si encuentras que el correr es físicamente agotador, debes tratar cualquier problema o factores que puedan afectar el rendimiento. Consulta a tu médico para un consejo antes de comenzar cualquier régimen de ejercicios o si estás preocupado acerca de tu cansancio.

Condiciones médicas subyacentes

El cansancio inesperado mientras corres puede indicar una condición médica conocida o desconocida. El asma, por ejemplo, puede hacerte sentir cansado y lento mientras corres, debido a que la respiración constreñida lleva a reducir el flujo de oxígeno a través de los pulmones a la sangre y los músculos. Que un médico te valore y observa todas las medidas médicas preventivas que te recomiende. Por ejemplo, si tienes asma, lo más probable es que se te de un régimen para el uso regular del inhalador preventivo y que debas llevar un inhalador para utilizarlo si experimentas síntomas de asma durante la carrera.

Programa tus carreras

La mayoría de las personas experimentan un sube y baja en el nivel de energía durante todo el día; el cansancio que sientas puede verse afectado por la hora del día, la calidad del sueño y el momento de las comidas. Algunas personas encuentran que correr a primera hora de la mañana es menos cansado que al final del día, mientras que otras encuentran que el fresco de la tarde los hace sentir menos cansadas. Si eres nuevo en el correr, no excedas la intensidad o la duración de tus sesiones. Iniciar con carreras más cortas o mezclar el caminar y correr, te ayudará a construir resistencia y condición física. Una vez instalado en un régimen de entrenamiento regular, varia la duración de carreras a lo largo de la semana. Triathlete.com recomienda a los principiantes tomar por lo menos dos días de descanso por semana.

Nutrición

El control de tu consumo total de calorías puede ayudar a perder el exceso de peso o mantener un peso saludable, mientras que algunos nutrientes y electrolitos pueden ayudar a mejorar el rendimiento global de la carrera. Cualquier peso extra que tengas hará que el correr sea más agotador. Las bebidas deportivas que contienen glucosa de azúcar simple y electrolitos necesarios para el funcionamiento del músculo han demostrado mejorar el rendimiento de los corredores. Un estudio publicado en la "International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism" encontró que los corredores llegaban más lejos en una hora si habían consumido una bebida de glucosa y electrolitos antes de empezar a correr.

Equipo y terreno

En donde corres y lo que usas mientras lo haces, puede afectar significativamente tus niveles de fatiga. Obviamente, correr en pendientes pronunciadas es más agotador que hacerlo en un terreno llano, y las superficies duras como el pavimento tienden a ser más agotadoras que las superficies blandas. Los zapatos para correr pueden ayudarte a prevenir la fatiga, la mayoría de los corredores tienen algún grado o pronación o supinación en su modo de andar y correctamente apropiadas y con soporte pueden reducir la fatiga relacionada con la carrera. El calzado para correr tiene que ser reemplazado cada 250 a 400 millas; los zapatos desgastados aumentarán tu fatiga durante el ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por jae allen | Traducido por verónica sánchez fang