Cansada después de comer durante el embarazo

Durante tu embarazo, es probable que te sientas cansada la mayor parte del tiempo, aunque esta fatiga podría ser particularmente notable después de comer, especialmente en el primer y tercer trimestre del embarazo. Si experimentas cansancio después de comer, hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de evitarlo o controlar tus síntomas.

Fatiga del embarazo

La fatiga durante el embarazo es muy común, especialmente durante el primer y tercer trimestre. Heidi Murkoff y Sharon Mazel, en su libro "What To Expect When You're Expecting" (Qué Esperar Cuando Esperas) explican que las hormonas tienen la culpables en el embarazo temprano, y el peso de tu bebé en crecimiento provoca fatiga más adelante. Como desvías la sangre hacia el intestino y lejos de los demás órganos, después de comer, a menudo notas más cansancio después de comer.

Sistema digestivo

Otra razón por la que es muy común sentirse cansada después de comer mientras estás embarazada es que tu tracto digestivo experimenta algunos cambios significativos. Funciona más lentamente, por un lado y tiende a requerir más sangre. Estos cambios ayudan a facilitar la extracción de todos los nutrientes de los alimentos, explica el Dr. Miriam Stoppard en su libro "Conception, Pregnancy and Birth" (Concepción, Embarazo y Parto). Comprender la forma en que tu tracto digestivo cambia durante el embarazo puede ayudarte a trabajar con él y evitar la fatiga que acompaña a una comida.

Estrategias relacionadas con la comida

Hay algunas cosas que puedes hacer para tratar de prevenir o reducir la fatiga después de la comida. Trata de comer pequeñas comidas o aperitivos durante todo el día, en lugar de depender de sólo algunas comidas más grandes. Esto ayudará a hacer que tu sistema digestivo funcione de manera más regular y reducirá el flujo de sangre a los intestinos que sigue a una comida grande y puede conducir a tener fatiga extrema. También puedes intentar comer proteína junto con carbohidratos para ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

Otras estrategias

Si has intentado ajustar tu rutina de comer y todavía encuentras que estás muy cansada después de las comidas, sigue a tu cuerpo embarazado y descansa. El Dr. Stoppard advierte que es mejor no acostarse inmediatamente después de una comida, particularmente en el tercer trimestre, ya que puede producir ardor de estómago. Sin embargo, puedes sentarte y levantar los pies o elevar la cama con almohadas y tomar una siesta. Tener mucho descanso es importante durante el embarazo y a veces la fatiga no es más que una indicación de que necesitas dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por maria gloria garcia menendez