Cáncer de próstata: Comidas que debes evitar

La próstata es una glándula que ayuda a producir el fluido que lleva el esperma de tu cuerpo. El cáncer de próstata es uno de los tipos más comunes de cáncer que afectan a los hombres. El diagnóstico y tratamiento temprano puede ayudar a aumentar la probabilidad de recuperarte de forma completa y estable. Si no tienes cáncer de próstata, comer una dieta saludable que ayude a alcanzar o mantener un peso saludable puede disminuir tu riesgo de adquirirlo.

Carnes rojas

Las carnes rojas proveen grasas más saturadas que las fuentes de proteína magra, como el pescado, pechugas de pollo y legumbres. Los hombres que comen una dieta rica en carne son más propensos a desarrollar y morir por cáncer de próstata, de acuerdo a un reporte publicado en "Update" del 2003. La carne particularmente alta en grasas saturadas incluye carnes de órganos como el hígado y riñones, carnes altas en grasa, costillas de cerdo, cordero, carne molida, aves de carne oscura, salchicha, tocino, perros calientes y jamones como el pastrami. Si disfrutas las carnes rojas escoge los cortes más magros y mantén porciones modestas. Si tienes cáncer de próstata, las fuentes de proteína magra son importantes para la reparación del tejido, fuerza física y la función del sistema inmunológico durante el tratamiento y la recuperación.

Productos lácteos

Los productos lácteos altos en grasa son también altos en grasas saturadas y vinculadas al aumento de riesgo de cáncer de próstata y consecuencias fatales de la enfermedad. De acuerdo a una investigación publicada en "International Journal of Cancer" de febrero de 2007, los productos lácteos en general pueden aumentar estos riesgos. Los investigadores analizaron el calcio y el insumo de lácteos en relación al riesgo de cáncer en la próstata en 29.133 hombres fumadores con edades de 50 a 69 años. Después de 17 años de seguimiento y análisis, se encontró que los hombres que consumían dietas ricas en lácteos y calcio eran más propensos a desarrollar la enfermedad, que los hombres que no lo hicieron. Si tienes alto riesgo de cáncer de próstata, limitar los productos lácteos puede ayudar a disminuirlo. Sin embargo, ya que el calcio es importante para la salud en general habla con tu doctor o nutricionista antes de cortarlos significativamente. Las variedades particularmente altas en grasa incluyen la leche entera, crema de leche, queso cheddar, crema agria y productos de leche entera como la mantequilla y el helado.

Harina enriquecida y comida integral

La harina enriquecida agrega calorías y tamaño, pero muy poca fibra y pocos nutrientes a varios panes, cereales y bocadillos. Las comidas ricas en fibra como las integrales pueden ayudar a disminuir tu riesgo de cáncer de próstata. La fibra también promueve la satisfacción del hambre, lo cual puede ayudar a calmar el proceso de control de peso, duración de los niveles de energía y la salud digestiva. Para aumentar tu insumo de fibra, prueba reemplazando los panes, pastas, cereales y bocadillos enriquecidos como los pretzels (galleta horneada) y pasteles por los equivalentes integrales. Los productos de harina enriquecida proveen opciones útiles si estás experimentando diarrea o si tu doctor te recomienda una dieta baja en fibra por otras razones, como el retraso de las deposiciones durante la recuperación de una cirugía. Si este es el caso, evita comidas integrales hasta que tu doctor sugiera lo contrario.

Sal y azúcar

El azúcar agrega sabor dulce y calorías pero pocos nutrientes a ciertas comidas y bebidas. La sal aunque es importante para la salud en general, puede aumentar tu presión sanguínea y provocar gases e hinchazón cuando la consumes en exceso. Los estadounidenses tienden a consumir cantidades excesivas de ambas. Se recomienda limitar los dulces azucarados y las comidas saladas y aumentar tu consumo de frutas y vegetales, los cuales pueden ayudarte a proteger tu cuerpo del cáncer y otros problemas de salud. Las frutas y vegetales también pueden suministrarte cantidades ricas de fibra. Las comidas particularmente altas en sal incluyen frituras de papa, galletas, papas fritas, sopas y vegetales enlatados, comidas congeladas y carnes y quesos procesados. Los artículos comunes azucarados incluyen las bebidas con gas, dulces, leche, chocolate, jarabe para panqueques, jalea, mermelada, glaseado, postres congelados y tartas, pasteles y galletas comerciales.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por alejandra rojas