Cáncer de mama y receptores de progesterona

La American Cancer Society describe al cáncer de mama como un tumor que se origina en las células de la mama. Con mayor frecuencia ocurre en las mujeres, pero también se puede diagnosticar en hombres. Si bien por medio de los estudios se busca detectar cáncer, también se suelen realizar exámenes de los receptores de hormonas. Las células del cáncer de mama pueden ser receptoras positivas de estrógeno o de progesterona, y en general se puede administrar una terapia hormonal como tratamiento en esos tipos de cánceres.

Relevancia

El cáncer de mama se desarrollará en aproximadamente una de cada ocho mujeres estadounidenses, según informa el sitio web Breastcancer.org. Según la American Cancer Society, dos de cada tres cánceres de mama son estrógenos-receptivos (ER positivo) o progesterona-receptivos (PR positivo). El estrógeno estimula el crecimiento de los cánceres ER y PR positivo.

Características

Los receptores hormonales pueden estar presentes en el cáncer de mama y se mencionarán en el informe de anatomía patológica. Estos receptores pueden ser de estrógeno o de progesterona, de modo que responden a estas hormonas y envían mensajes a las células cancerígenas. Si hay receptores hormonles, es probable que el cáncer genere una respuesta favorable ante la terapia hormonal; un resultado positivo en la terapia hormonal es un buen resultado, según afirma el sitio web Breastcancer.org.

Tratamiento

El cáncer de mama PR positivo se puede atacar con varios tratamientos, como cirugía, radiación y quimioterapia. El cáncer receptores hormonales positivo también se puede tratar con la terapia hormonal. De acuerdo con la Dra. Sandra Schnall, para el sitio web Breastcancer.org, se cree que la mayoría de las terapias hormonales son eficaces para tratar cánceres ya sea de estrógeno o de progesterona positivos, incluso si los receptores de estrógeno son negativos. Los medicamentos orales que se administran son tamoxifeno, toremifeno, fulvestrant, inhibidores de aromatasa, como anastrozol, y Megace. La American Cancer Society también indica que ablación ovárica es otra opción de tratamiento hormonal, en la que se suprimen o extirpan los ovarios, las fuentes principales de estrógeno.

Efectos

Los efectos secundarios de la terapia hormonal para las hormonas receptoras positivos del cáncer de mama varían según los medicamentos que consume el paciente. Los efectos más comunes incluyen fatiga, sofocos, sequedad vaginal, cambios de humor, náuseas y aumento de peso. Algunos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sufrir el debilitamiento de los huesos u osteoporosis, y algunos tipos de cánceres, como el sarcoma uterino y el cáncer de endometrio. según la información de American Cancer Society.

Advertencia

El sangrado vaginal sin causa aparente se debe reportar al médico de inmediato, sobre todo si ocurre en mujeres en período postmenopáusico. Si bien el sangrado anormal no siempre indica la presencia de cáncer, la American Cancer Society afirma que este es un síntoma que se debe informar al médico con urgencia. Algunas terapias hormonales también pueden incrementar el riesgo de sufrir coágulos sanguíneos que pueden generar un derrame cerebral o un infarto. Es importante que las mujeres realicen chequeos médico de rutina durante la terapia hormonal y después de finalizar un tratamiento contra el cáncer de mama.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime herndon | Traducido por vanesa sedeño