Cómo hacer que la camisa le quede mejor a los hombres

Una camisa que quede bien necesita ajustarse al cuerpo apropiadamente en cinco lugares diferentes -el cuello, los hombros, el pecho, la cintura y las mangas. El largo de la camisa también importa; necesita ser lo suficientemente larga para poder meterla bien debajo del pantalón para que no se vea rara ni quede colgando. Para que quede mejor, los hombres deberían llevar sus camisas a un sastre pero pueden conseguir una buena camisa en la tienda si conocen las medidas de la parte superior de su cuerpo. Podrías necesitar la ayuda de un amigo para hacerlo o si tienes una camisa que te queda perfecta, toma las medidas de la misma.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cinta medidora
  • Lápiz
  • Papel
  • Camisa

Instrucciones

    Tomar las medidas del cuerpo

  1. Envuelve la cinta medidora alrededor de la parte más gruesa de tu cuello. Esta será la base del mismo. No la ajustes, deberías poder meter dos dedos entre la cinta y tu piel. Toma nota de la medida para el cuello.

  2. Desliza la cinta medidora alrededor de tu pecho en su parte más ancha. La cinta debería ir debajo de tus brazos. Párate derecho y respira normalmente. Junta las dos puntas en el centro de tu pecho y anota la medida para el mismo.

  3. Pasa la cinta alrededor de la sección más ancha de tu cintura si tienes panza. De lo contrario, toma la medida de la cintura en la parte más delgada. No retengas tu respiración al medir. Toma nota de la medida de la cintura.

  4. Pídele a un amigo que mida tus hombros en la espalda. Mide desde la articulación de un hombro al otro y añade el resultado a tu lista.

  5. Mide el largo de tu brazo extendiendo la cinta desde la articulación del hombro y hasta la muñeca. El brazo debería estar totalmente extendido a tu costado para poder obtener una medida precisa. Anota el largo de la manga.

  6. Busca una camisa en la tienda usando estas medidas. Si vas a contratar a un sastre, entrégale la lista antes de que empiece a confeccionar tu camisa.

    Tomar medidas de una camisa

  1. Extiende la camisa sobre una superficie plana. Extiende el cuello, mídelo y anota el resultado. Abotona la camisa.

  2. Da vuelta la camisa de manera que los botones queden boca abajo. Mide la tira de los hombros y toma nota del número.

  3. Vuelve a dar vuelta la camisa y alisa la tela. Mide el ancho de la misma en su lugar más ancho; luego, multiplica el número por dos y anota la medida del pecho.

  4. Baja la cinta para tomar la medida de la cintura. Multiplica por dos el número y anótalo en tu lista.

  5. Extiende la manga, suavizando cualquier arruga con tus manos. Toma la medida desde el hombro hasta el puño.

  6. Usa las medidas de la camisa como guía para comprar otras.

Consejos y advertencias

  • Las camisas vienen en diferentes estilos, como ajustada, normal y suelta. Además de confiar en las medidas, deberías leer las etiquetas de las camisas antes de comprarlas.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por maría marcela mennucci