¿Caminar de puntas en tu banda sin fin ayuda a formar tus glúteos?

La banda sin fin no sólo te ayuda a aumentar tu salud cardiovascular al elevar tu ritmo cardiaco, pero el acto de caminar o correr también tonifica tus músculos del cuerpo bajo. Podrás ser tentado a alterar la manera como caminas para lograr un mejor ejercicio, pero la manera más segura y efectiva de usar una banda sin fin es caminando adecuadamente. Caminar de puntas en la banda sin fin no es probable que te ayude a ejercitar tu trasero y puede ser una práctica peligrosa.

Beneficios de caminar de puntas

La práctica de caminar de puntas en una banda sin fin puede tener algunos beneficios, pero seguramente no conseguirás un mejor trasero. Caminar en puntas hace que tus músculos de las pantorrillas trabajen, pero no los de tus glúteos, por lo que podrás ver mejoras en la parte baja de tus piernas, en lugar de tus glúteos. FitSugar sugiere caminar de puntas en superficies planas para mejorar el tono de tus pantorrillas.

Peligros de caminar de puntas

Mientras que el caminar de puntas en una banda sin fin no te hará contar con un mejor trasero, si te puede producir lesiones graves. Las bandas sin fin, si se usan adecuadamente, pueden provocar caídas, golpes y heridas, que arruinarán tu ejercicio o evitarán que te ejercites mientras te recuperas de la herida. Aún caminando adecuadamente con los pies puedes perder el equilibrio.

Uso adecuado

Al caminar en una banda sin fin debes siempre colocar firmemente tus pies usando un movimiento de punta a talón para mantener el equilibrio. Caminar con tus puntas puede provocar que pierdas el balance y que caigas mientras la banda sin fin sigue en movimiento. Es también importante comprar zapatos que te ayuden a mantener una buena postura durante el ejercicio y evites ejercitarte con zapatos con un fondo inestable, como los llamados zapatillas para tonificar. Esto causa inestabilidad mientras estás en la banda sin fin y son mejores para caminar en superficies estables donde es menos probable que caigas.

Mejor trasero

Si de verdad quieres esculpir tu trasero, usando trucos en la banda sin fin, esta no es forma de lograr tu meta. Tendrás un mayor éxito si te enfocas en tu trasero con un entrenamiento de mayor resistencia y ejercicio cardiovascular. Para ayudarte a tonificar tu parte trasera incluye sentadillas (squats), peso muerto (deadlifts), estocadas (lunges) y subir escalones. Realiza al menos 30 minutos de cardio cinco veces a la semana corriendo, bailando o haciendo aeróbicos en piso plano. Agrega entrenamiento de resistencia tres veces a la semana y empezarás a ver una mejoría en tu trasero sin el temor de caerte.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por elizabeth garay ruiz