¿El caminar con muletas fortalece los abdominales?

Si te lesionas, caminar con muletas puede ser una tarea desalentadora. Se necesita coordinación y equilibrio, así como fuerza muscular, principalmente en los brazos, aunque también se usan los músculos abdominales. A pesar de que tendrás que usar tus brazos y abdominales, en última instancia fortaleciéndolos, aprender a caminar correctamente con muletas puede ayudarte a evitar la tensión innecesaria.

Los músculos abdominales

Tus músculos abdominales se clasifican en cuatro grupos principales: el transverso abdominal, el recto abdominal, los músculos oblicuos externos y los músculos oblicuos internos. Los músculos proporcionan estabilidad para el tronco del cuerpo, mover la parte superior del torso y ayudan a mantener los órganos abdominales en su lugar. Todos los músculos se encuentran en un espacio entre el piso de la pelvis y la parte inferior de la caja torácica.

Muletas y músculos abdominales

Varios tipos de muletas están disponibles, pero las más comunes son las muletas axilares. Las muletas axilares tienen tapas acolchadas, así como un agarre de mano a medio camino hacia abajo desde la parte superior de la muleta. Se utilizan mediante la colocación de la parte superior de las muletas debajo de las axilas y el agarre de los apoyadores de la mano para mantener las muletas fijas. La mayor parte de tu peso se apoya en tus brazos y los hombros cuando se utilizan muletas axilares, pero tus músculos abdominales también se usan, principalmente para mantener el tronco erguido y su torso estabilizado. Los músculos abdominales también participan cuando das pasos adelante con las muletas.

Posicionamiento

Las muletas que no se ajustan adecuadamente ponen tensión excesiva en los músculos que puede dar lugar a calambres, fatiga y posibles lesiones. Las muletas axilares correctamente ajustadas deben tener un espacio igual a 1 pulgada y 1 1/2 pulgadas entre la parte superior de la muleta y las axilas al estar de pie con la espalda recta, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons. La empuñadura debe estar nivelada con la cadera, y se debe doblar los codos cuando se utiliza. Mantén las muletas cerca de tu torso y evita que parte superior de las muletas presione las axilas.

Recomendaciones

Consulta a tu médico o fisioterapeuta acerca de la forma correcta de moverse con muletas. Si vas a usar muletas después de una cirugía programada, habla con tu médico acerca de ejercicios para fortalecer los músculos abdominales y el brazo. Utilizar muletas le dará a tus músculos abdominales un entrenamiento, pero estar preparado puede ayudar a prevenir o reducir la posible fatiga y el dolor muscular. Si estás usando muletas como resultado de una lesión, toma muchos descansos cuando te mueves para evitar la tensión de los músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por mariela rebelo