¿Caminar fortalece los isquiotibiales o cuádriceps?

Caminar no sólo mejora tu salud cardiovascular, sino que también es un ejercicio que soporta el peso y fortalece los huesos. Durante el movimiento de caminar, activas numerosos músculos de la parte inferior del cuerpo, incluyendo los músculos isquiotibiales y los cuádriceps.

Función de la caminata

Mientras caminas, tu ritmo cardíaco se vuelve elevado, la respiración se hace más dificultosa y podrías comenzar a sudar. Esto a su vez promueve la pérdida de peso y acumula la capacidad aeróbica. También trabajas los isquiotibiales y el cuádriceps, y por lo tanto los músculos en realidad se vuelven más fuertes. Los isquiotibiales se ubican en la parte posterior de los muslos y los cuádriceps en la parte delantera.

Movimiento de las piernas

Tus isquiotibiales se activan al mover el muslo hacia atrás y doblar la rodilla para mover el talón. Estos movimientos se conocen como extensión de la cadera y flexión de la rodilla. Los cuádriceps funcionan para flexionar la cadera y extender la rodilla. La flexión de la cadera se produce cuando mueves el muslo hacia el estómago. La extensión de la rodilla se lleva a cabo al enderezar la pierna. Todos estos movimientos se producen mientras caminas, por lo que trabajas ambos grupos musculares.

Músculos adicionales trabajados

Caminar también trabaja varios músculos en todo el cuerpo. Los flexores de la cadera, también conocidos como los iliopsoas, van desde la parte inferior del estómago a los muslos. Se trabajan cada vez que flexionas la cadera. Las pantorrillas, que consisten en los músculos gemelos y sóleo, se ubican en la parte posterior de las piernas y se activan al presionar sobre el suelo con el pie. Esto se denomina flexión plantar. El recto del abdomen, oblicuos y erectores de la columna se ubican en el centro del cuerpo. Todos se contraen para mantener el cuerpo estable y producir fuerza. El recto abdominal está en el estómago, los oblicuos corren por los lados de la caja torácica y el erector de la columna se extiende por la columna vertebral.

Trucos para obtener más fuerza

Caminar en terreno plano fortalece los tendones de la corva y cuádriceps, pero puedes mejorar el efecto de la adición de la resistencia de tu cuerpo. Un chaleco con pesas es una buena opción, ya que el peso se distribuye uniformemente y se puede ajustar de liviano a pesado. Caminar cuesta arriba es otra forma de aumentar el trabajo en los muslos. Practica caminar hacia adelante y hacia atrás. Si utilizas una cinta de correr para tus entrenamientos de caminata, aumenta la pendiente.

Forma de caminar

La forma apropiada necesita tenerse en consideración al caminar, al igual que el entrenamiento con pesas. Mantén los hombros hacia atrás, el pecho arriba y la mirada fija hacia adelante en todo momento. Mueve los brazos en un movimiento constante y empuja con fuerza sobre el suelo con los pies.

Consejos acerca del entrenamiento con peso

Caminar no hará que tus esquiotibiales y cuádriceps sean grandes. Si este es tu objetivo, realiza ejercicios de entrenamiento con pesas que impliquen la flexión y extensión de la cadera y la flexión y extensión de la rodilla. Las sentadillas, prensas de pierna, estocadas, stepups, extensiones de pierna y levantamientos de piernas funcionan bien. Usa una fuerte resistencia para hacer la mayor cantidad de progreso.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por carlos alberto feruglio