Caminar y correr tras una cirugía de microfractura

Después de la cirugía de microfracturas, los ejercicios de rehabilitación desempeñan un papel importante en el proceso de curación. El ejercicio de cardio suave que repetidamente mueve la rodilla es una parte de ese proceso y cuando se realiza en el momento adecuado, puede ser una parte integral de la rehabilitación. Sin embargo, es importante seguir las órdenes de tu médico específicamente y nunca comenzar caminando o corriendo como parte de tu rehabilitación o entrenamiento de rutina sin el consentimiento profesional.

Cirugía de microfracturas

La cirugía de microfracturas de la rodilla se realiza para reparar el cartílago dañado de la rodilla y es una ocurrencia común en los atletas, según MedlinePlus. La cirugía se realiza por la perforación de agujeros pequeños en la articulación de la rodilla que están destinados a estimular la creación de un nuevo cartílago. Aunque el procedimiento en sí sea relativamente simple, el proceso de rehabilitación puede ser largo y requerir varias etapas de intensidad creciente según lo dirigido por un médico.

Antes de caminar

Tienes que caminar antes de que puedas correr, y antes de que puedas caminar después de la cirugía de microfracturas tienes que pasar por lo menos siete a ocho semanas de rehabilitación. Ni la más mínima caminata debe realizarse con la ayuda de muletas para evitar poner peso sobre la rodilla a medida que sana. Durante este tiempo, puedes usar una máquina de movimiento pasivo continuo (CPM, por sus siglas en inglés) para ayudarte a aumentar la movilidad y disminuir tu tiempo de curación. Quienes no tienen acceso a la máquina deben doblar y enderezar la pierna lesionada sin poner ningún peso en ella varias veces al día. Durante este tiempo también se pueden prescribir bicicletas fijas o ejercicios acuáticos.

Caminar

Caminar será el primer ejercicio de rehabilitación que harás en el suelo y que requiere poner peso sobre la rodilla lesionada. Tu médico te recomendará la cantidad específica de caminar que hagas cada día según tu nivel de preparación personal. Con el tiempo, aumentará la cantidad de caminata que haces cada día hasta que estés listo para un entrenamiento más intenso.

Correr

Puede pasar un buen rato antes de que tu médico te dé permiso para incluir correr en tu entrenamiento. La naturaleza de alto impacto del ejercicio significa que las rodillas y los tobillos sufrirán el embate de cada paso. Esto puede significar lesiones y desgarros, incluso cuando no estás en recuperación después de una cirugía de microfracturas. Cuando estés listo para comenzar a incorporar el correr en tu rutina de ejercicios, puede que se te aconseje correr distancias cortas solamente o periodos cortos de tiempo mientras continúas con la curación.

Precaución

Antes de hacer cualquier cambio a tu entrenamiento habitual posterior a la cirugía de microfractura, asegúrate de obtener el visto bueno de tu médico. Usa aparatos ortopédicos si te fueron recetados, y las zapatillas de correr o de caminar con más apoyos disponibles para proporcionarte el mejor acolchado y apoyo posibles. Si vuelve el dolor o sientes que te has lastimado la rodilla, comunícate con tu médico inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por paulina illanes amenábar