Caminar contra correr, ¿qué es mejor para quemar grasa?

Quemar el exceso de grasa puede ayudar a dejar ver tus músculos tonificados y a disminuir tu talla corporal en general, haciendo que ésta sea una de las metas de ejercicio de muchas personas. Aunque todos los tipos de ejercicio ofrecen beneficios para tu cuerpo y salud emocional, caminar y correr son relativamente simples si se les compara con otros deportes. Ambos ejercicios aeróbicos tienen ventajas y desventajas.

Características compartidas

Tanto caminar como correr puede aumentar la energía, bajar la presión arterial, bajar los niveles de colesterol, disminuir el riesgo de sufrir enfermedades y hacerte sentir mejor emocionalmente, de acuerdo con el sitio web FitDay. Puedes caminar y correr durante todo el año, siempre y cuando uses ropa adecuada y te hidrates también apropiadamente. Aparte de los costos de comprar el equipo necesario, ambos ejercicios son económicos y pueden realizarse por uno mismo o en compañía de un amigo. Debido a que tanto correr como caminar son ejercicios aeróbicos, son considerados más efectivos para quemar grasa si se les compara con el ejercicio anaeróbico por sí solo, como el entrenamiento de fortalecimiento, de acuerdo con Medical News Today.

Beneficios de correr para quemar grasa

Correr es un ejercicio más vigoroso si se le compara con la caminata, lo que significa que quemarás más calorías y grasa mientras te ejercitas. Los ejercicios de alto impacto como la carrera pueden ser más efectivos para quemar ciertos tipos de grasa, incluyendo la grasa subcutánea y abdominal, cuando se le compara con los ejercicios de bajo impacto como caminar, de acuerdo con el "Journal of Obesity". Correr podría ayudar también a facilitar la oxidación de la grasa en los músculos, descomponiendo las grasas de manera más eficiente. Los ejercicios de alta intensidad, incluyendo correr, también ayudan elevar tu tasa metabólica y la misma permanece elevada por más tiempo si se le compara con la caminata, de acuerdo con "U.S. News and World Report". CNN Health declara que correr y caminar de manera alternada en intervalos puede proporcionar los beneficios de ambos ejercicios.

Beneficios de caminar para quemar grasa

Correr es considerado un deporte de alto impacto, así que puede resultar duro para tus articulaciones. Esto puede resultar problemático para personas que sufren de obesidad o sobrepeso, debido a que el peso extra afectará sus rodillas y tobillos. Si estás lesionado al momento de correr, no podrás quemar grasa adicional hasta que te hayas recuperado lo suficiente para poder volver a ejercitarte. Caminar puede ser un mejor plan a largo plazo para quemar grasa en lo que se refiere a personas con sobrepeso. Un ejercicio de baja intensidad como la caminata puede abastecerse más de las reservas de grasa que de las calorías consumidas, haciendo que ésta sea una manera efectiva de enfocarse en la quema de grasa, de acuerdo con la revista "Edge". Sin embargo, el ejercicio de bajo a moderado no quemará grasa tan rápidamente como los entrenamientos de alta intensidad. Es posible acelerar la quema de grasa y de calorías para los caminantes si siguen rutas cuesta arriba y agregando ejercicios pliométricos, como las sentadillas (squats) y los pasos con elevación de rodilla, de acuerdo con CNN Health.

Las preferencias individuales importan

Tanto caminar como correr crean oportunidades para quemar grasa, así que parte de tu decisión deberá relacionarse con la preferencia personal. Aunque correr podría quemar más calorías y grasa más rápidamente, si no te gusta correr o sólo eres capaz de hacerlo por periodos de tiempo muy cortos, puede que prefieras ejercitarte con menos frecuencia. Comprometerte con caminata regular en vez de sesiones muy espaciadas o periódicas de carrera podría tener más sentido y resultar más efectivo para tus metas de pérdida de grasa a largo plazo.

Más galerías de fotos



Escrito por morgan rush | Traducido por reyes valdes