¿Caminar en una cinta de correr es buen ejercicio para un cuerpo con forma de pera?

Si tienes un cuerpo en forma de pera, estás llevando más peso por debajo de tu cintura que arriba. También puedes tener un exceso de grasa alrededor de tu abdomen. Este peso extra puede poner tensión en la columna vertebral y la espalda baja. Un cuerpo en forma de pera también significa que estás llevando más peso de lo que es sano, ejerciendo más presión sobre las rodillas, la cadera y los tobillos durante un entrenamiento. Caminar sobre una cinta de correr puede ser una de las mejores opciones de ejercicios para ti.

El adelgazamiento de una zona específica

Contrariamente a la creencia popular, no se puede apuntar a áreas específicas para la quema de grasa. Cuando tu cuerpo quema grasa, lo hace de todos los depósitos. Caminar no quema la grasa solamente de las piernas, de la misma manera que las dominadas (pull ups) no queman grasa principalmente de los brazos. Lo que sí hace el ejercicio en una caminadora es fortalecer el músculo de las piernas, mejorando su aspecto.

Menos estrés

Ciertos tipos de ejercicio ponen más tensión en la parte inferior del cuerpo. Entre más levantas los pies del piso, más aterrizas sobre ellos con todo el peso de tu cuerpo, provocando que tus articulaciones, tendones, músculos, espalda alta y baja absorban este impacto. Correr es un ejercicio de alto impacto debido a que ambos pies dejan el suelo al mismo tiempo. Andar en bicicleta es sin impacto porque tus pies descansan sobre los pedales todo el tiempo. Caminar es de bajo impacto, porque al menos un pie permanece en contacto con el piso en todo momento. Aunque un entrenamiento en la elíptica es sin impacto y puede quemar más calorías por hora que caminar en una cinta, puedes sufrir molestias en la parte inferior del cuerpo por el pedaleo además de aumentar el volumen de tus muslos en esta área que no necesitas aumentar.

Diferentes inclinaciones

Configurar la cinta para correr a inclinaciones positivas y negativas te ayuda a trabajar diferentes músculos de las piernas. Aumentar la inclinación es como caminar cuesta arriba; trabaja los músculos de la pantorrilla. Bajar la inclinación es similar a bajar una pendiente y trabaja más los cuádriceps, que se encuentran en la parte superior de tus piernas, pero mientras que una pendiente negativa incrementará el uso de tus muslos, no va a proporcionar la resistencia suficiente para aumentar su volumen.

Quema de grasa

Caminar sobre una cinta de correr a 2 mph ayuda a una persona de 160 libras a quemar 200 calorías por hora. Sube la velocidad a 3,5 mph y quemarás más de 275 calorías por hora. La clave para maximizar tu quema de calorías caminando en una cinta es encontrar la velocidad más alta sin cansarse después de 10 minutos. Si no puedes mantener un ritmo 3,5 mph, camina más rápido por un minuto, cada cinco o 10 minutos para elevar temporalmente el ritmo cardíaco y mejorar tu resistencia para posteriores entrenamientos. Para aumentar la quema de grasa al caminar en la cinta usa palos para caminar o mancuernas durante tu entrenamiento para ayudar a construir más músculo y quemar más calorías.

Más galerías de fotos



Escrito por sam ashe-edmunds | Traducido por maria del rocio canales