¿Las caminadoras ejercitan los abdominales?

Los músculos de tu vientre están involucrados en ayudarte a mantener la postura apropiada mientras te ejercitas en una caminadora. Sin embargo, sin importar la velocidad o intensidad con la que estés trabajando, los ejercicios en caminadora no son tan efectivos para mejorar o tonificar tu vientre. De hecho, las personas que se ejercitan con regularidad en una caminadora deberían incorporar entrenamiento adicional que sea específico para desarrollar los abdominales y disminuir el riesgo de lesiones.

Ejercicios en caminadora

Los ejercicios en caminadora te permiten caminar, trotar o correr en una sola ubicación, sin tener que preocuparte por las condiciones climáticas, la hora del día o la ruta. Ejercitarse en una caminadora ayuda a quemar calorías y desarrolla tu sistema cardiorrespiratorio. Con la cinta de la caminadora moviéndose por debajo de tus pies, aunque no es un ejercicio tan intenso como en el exterior, los tres tipos de actividades aún requieren que tus piernas se impulsen hacia adelante mientras mantienes una posición correcta con el torso erecto.

Músculos del vientre durante los ejercicios en caminadora

Mientras caminas, trotas o corres, el recto abdominal, que es el principal músculo abdominal que pasa por la parte frontal de tu torso, se contrae para mantener el torso y la pelvis en una posición recta. Si tus abdominales no se contrajeran, probablemente te inclinarías hacia atrás mientras caminas, trotas o corres. Tus abdominales rectos trabajan con el erector de la columna, que son los músculos que suben y bajan de la columna vertebral y se contraen para evitar que tu torso se doble hacia adelante. Juntos, los músculos mantienen tu torso alto y erguido. Además, de acuerdo con un estudio publicado en 2002 en "Journal of Physiology", el recto abdominal también está envuelto en ayudar a tu ciclo respiratorio mientras corres.

Consideraciones de material

Aunque los músculos del vientre se contraen por medio de tus sesiones de ejercicio en la caminadora, caminar, trotar o correr no es efectivo para mejorar tu fuerza abdominal o tamaño muscular. Para mejorar la fuerza o el tamaño, debes darle a los músculos de tu vientre un estímulo frecuente que los sobrecargue y luego los estimule a desarrollarse. La intensidad con la que deben funcionar los músculos de tu vientre mientras te ejercitas en la caminadora no es adecuada para sobrecargarlos. Sin embargo, las cantidades crecientes de resistencia en tus músculos abdominales deben trabajarse durante ejercicios abdominales específicos, tales como las abdominales, para proporcionar suficiente estímulo como para lograr un cambio.

Impacto de los músculos débiles del vientre

Mientras te ejercitas en la caminadora, tus músculos abdominales no mejoran, si estos son débiles, puedes ser susceptible a alguna lesión debido a la postura incorrecta. De acuerdo con Dr. Bonny Flester de River North Wellness Center en Chicago, los músculos abdominales débiles pueden debilitar tu zancada mientras corres y producir fatiga temprana, lo que subraya la necesidad de agregar entrenamiento abdominal a tu rutina de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por kim nunley | Traducido por mayra nava