Caminadora vs elíptica para el entrenamiento de glúteos

Tanto las cintas de correr como las elípticas son piezas de equipo de ejercicio, proporcionando actividad cardiovascular que efectivamente tonifica los músculos inferiores del cuerpo. Debido a que las caminadoras ofrecen la oportunidad de correr o caminar, los glúteos son necesarios para impulsar continuamente el cuerpo hacia adelante, especialmente cuando la cinta está en un plano inclinado. Las elípticas simulan el acto de correr, pero reducen la cantidad de presión de soporte de peso en las caderas, las rodillas y los tobillos, algo que las caminadoras no hacen. Los isquiotibiales, cuádriceps y glúteos reciben un entrenamiento integral en el ejercicio en una elíptica.

Músculos glúteos

Los glúteos están formados por tres músculos independientes: el glúteo medio, maximus y menor. El medius facilita el movimiento del muslo de modo que las piernas pueden moverse hacia un lado, como cuando las separas. Nuestra capacidad de ponernos de pie es controlada por el maximus. El minimus, que es el músculo glúteo menor, ayuda a otros músculos a alcanzar la posición de pie, sentado y movimeintos. Este músculo versátil apoya sus tendones en el área de la pelvis y el muslo.

Ventajas de las caminadoras en los glúteos

Para dar a los glúteos un entrenamiento duro, los entusiastas de la caminadora deben inclinar la plataforma rodante para caminar o trotar con pendiente. A veces llamado "entrenamiento de inclinación", este tipo de ejercicio obliga a los músculos de los glúteos afianzar el peso corporal y continuamente se desplazan desde una pierna a otra. Sin embargo, al caminar o correr en una cinta que no está inclinada, hay una tendencia a trabajar los flexores de la cadera más que los glúteos, porque no hay una inclinación para añadir tensión ellos. La mayoría de los entrenadores alternan entre caminar en una caminadora inclinada y una cinta de correr no inclinada para evitar el desarrollo de un desequilibrio muscular.

Ventajas de las elípticas sobre los glúteos

Las elípticas proporcionan un entrenamiento completo para todas las partes del cuerpo, incluyendo los músculos de los glúteos. Aunque el deportista experimenta los movimientos implicados en caminar y correr, el impacto sobre las articulaciones es menor de lo que es en cintas de correr, debido al movimiento de deslizamiento proporcionada. Así que si quieres tonificar los músculos de las nalgas, pero sufres de problemas provocados por ejercicios de pesas, una máquina elíptica sería una buena opción para comenzar este tipo de programas. Sin embargo, el consenso general es que las caminadoras pueden ser más eficaces en el desarrollo de los glúteos que las elípticas.

¿Caminadora o elíptica para los glúteos?

De acuerdo con un estudio realizado en 2007 por el Madonna Rehabilitation Hospital in Lincoln, Nebraska, correr en una caminadora involucra casi el 50 por ciento de los glúteos, mientras que en elípticas sólo el 32 por ciento del mismo músculo. Sin embargo, debido a que algunas personas pueden no ser capaces de soportar el ejercicio de alto impacto proporcionado por una cinta de correr, la elíptica es la segunda mejor opción. La alteración de la forma en que te colocas en una máquina elíptica puede añadir más tensión a los glúteos. Trata de empujar tu trasero fuera más lejos y llevar con fuerza el talón hacia abajo cuando "caminas" en una elíptica.

Más galerías de fotos



Escrito por rick rockwell | Traducido por mariela rebelo