¿Los cambios en la dieta pueden causar gases y diarrea?

Los gases y la diarrea pueden ocurrir por varias razones, pero si hace poco tiempo realizaste cambios en tu dieta, es probable que esos síntomas se deban a un alimento específico que hayas incorporado. Los responsables comunes incluyen productos lácteos y fibra, que causan los mismos síntomas, pero por razones diferentes. En algunos casos, los gases y la diarrea desaparecerán una vez que el cuerpo se acostumbra a la comida, como en el caso de la fibra. Si sufres de intolerancia a los alimentos, por ejemplo con los productos lácteos, es probable que tengas que evitarlos por completo. Si el problema persiste o es severo, consulta con tu médico para descartar un problema más grave.

Intolerencia a los alimentos

La intolerancia a los alimentos se produce cuando el cuerpo no puede digerir de forma adecuada un alimento específico o cuando la comida irrita al tracto digestivo. El problema más común es la intolerancia a la lactosa, que se produce por la incapacidad de digerir la lactosa de manera adecuada, es decir el azúcar que está presente en la leche y productos lácteos. Los síntomas de la intolerancia a la lactosa incluyen gases, diarrea, dolor estomacal, calambres abdominales, vómitos y acidez estomacal. Otros desencadenantes comunes de la intolerancia a los alimentos incluyen trigo, gluten, levadura e ingredientes que se agregan a las comidas, como los sustitutos del azúcar. Los sulfitos presentes en el vino tinto también generan intolerancia.

Alimentos difíciles de digerir

El cuerpo tiene dificultades para digerir ciertos alimentos, situación que en algunas personas causa gases y diarrea. Por ejemplo, la fibra presente en muchas verduras, granos y frutas no se pueden digerir en el intestino delgado, de modo que pasan directamente hacia el intestino grueso. Las bacterias del intestino metabolizan, es decir descomponen, la fibra, pero si no estás acostumbrado a consumirla, este proceso puede causar gases y diarrea, según informa el University of Maryland Medical Center. Otros alimentos potencialmente problemáticos incluyen los que contienen azúcar rafinosa, por ejemplo coles de Bruselas y frijoles, además de alimentos como fideos y patatas, que contienen gran cantidad de almidón.

Cómo evitar problemas

Encontrar la causa exacta que provoca gases y diarrea puede requerir de un período de prueba y error. Por ejemplo, tener un registro de los alimentos que consumes y determinar si causan síntomas o no te permiten aislar el o los alimentos que generan el problema. Consultar con un profesional de la salud calificado también puede ayudar, ya que podrá realizar pruebas para detectar cuál alimento causa la intolerancia. Si sufres de intolerancia a los alimentos, evitar el artículo problemático debería eliminar los gases y la diarrea. En el caso de los alimentos que son difíciles de digerir, como la fibra, a menudo si los incorporas de a poco a tu dieta o si reduces la cantidad que consumes puedes reducir los síntomas. También puede ser beneficios consumir suplementos que ayuden a digerir la comida o reducir la cantidad de gases en el estómago. Consulta con tu médico antes de tomar cualquier tipo de suplemento digestivo.

Otras consideraciones

Es posible que los cambios en tu dieta causen gases y diarrea, porque agravan una enfermedad subyacente grave. Por ejemplo, incorporar una gran cantidad de grasa a tu dieta puede causar los síntomas, si tienes problemas en la vesícula biliar. También puedes sufrir de alergia a los alimentos, que es similar a la intolerancia alimenticia, pero es potencialmente peligrosa para la vida. Otras causas de los gases y la diarrea son los trastornos y las enfermedades intestinales. Si continúas con gases y diarrea a pesar de haber modificado tu nueva dieta, consulta con tu médico para descartar una enfermedad o un trastorno más grave.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por vanesa sedeño