¿Un cambio en la dieta puede causar dolor de estómago?

Un cambio en la dieta puede causar dolor de estómago por una variedad de razones. Una indigestión, demasiada o muy poca fibra, intolerancia alimentaria o una alergia a los alimentos pueden provocar malestar digestivo y esto ocurre cuando los alimentos que consumes son diferentes a las que estás acostumbrado. Además, el cambio en la cantidad y la frecuencia con que comes también puede conducir a dolor de estómago. Busca el consejo de un dietista o médico antes de cambiar tu dieta o si un cambio en la dieta causa problemas gastrointestinales.

Indigestión

Un síntoma común de la indigestión es un dolor de estómago, y esta condición puede ocurrir al cambiar tu dieta. Por ejemplo, si comes más alimentos ricos en proteínas de lo normal, puedes desbordar la capacidad de las enzimas que degradan las proteínas en el estómago e intestinos. El acumulación resultante de los alimentos en el estómago puede causar dolor. Incluso si mantienes el contenido y cantidad de los alimentos igual, cambiar tu régimen de comida, por ejemplo, de varias comidas pequeñas a una o dos comidas grandes pueden causar indigestión y dolor estomacal. Además, comer rápido o comer alimentos a los que tu cuerpo no está acostumbrado, como los alimentos picantes, puede dar lugar a trastornos digestivos.

Fibra

La fibra es un tipo de carbohidrato no digerible en la dieta que contribuye a tu salud digestiva a pesar de que no se derivan nutrientes de ella. La University of Nebraska-Lincoln Extension recomienda una ingesta diaria de 20 a 35 gramos para ayudar a regular los movimientos intestinales. Sin embargo, cambiar tu dieta para incluir o excluir rápidamente fibra puede dar lugar a síntomas gastrointestinales, como dolor de estómago y estreñimiento. Si consumes la cantidad adecuada de fibra, pero dejas de beber suficiente agua para mantener la fibra hidratada y moviéndose a través de los intestinos también puede provocar dolor abdominal.

Intolerancia alimenticia

Cambia tu dieta para incluir un nuevo alimento que tu cuerpo no puede tolerar puede conducir al dolor de estómago. Por ejemplo, si las células intestinales no producen la enzima digestiva lactasa o no producen la suficiente, es posible que no seas capaz de digerir la totalidad o de la lactosa o azúcar de la leche, que consumes de los productos lácteos. A medida que la lactosa se ​​mueve a través del tracto gastrointestinal, las bacterias que actúan sobre él pueden producir gas, causando dolor de estómago e hinchazón. La intolerancia a la lactosa puede no ser evidente hasta que cambias tu dieta al no consumir ningún producto lácteo entre tus alimentos.

Alergia alimenticia

La alergia alimentaria es diferente de la intolerancia a los alimentos, porque se trata de tu sistema inmunológico en lugar de tu sistema digestivo. Con una alergia a los alimentos, las células inmunitarias atacan una parte del sistema digestivo para tratar de librarla de un componente alimentario específico percibido como extranjero. Al igual que la intolerancia a los alimentos, el dolor de estómago como resultado de esta condición puede ocurrir cuando cambias tu dieta para incluir un nuevo alimento.

Más galerías de fotos



Escrito por jan annigan | Traducido por verónica sánchez fang