Cómo cambiar de fórmula de bebé

Escrito por sarah harding | Traducido por ana grasso
Cómo cambiar de fórmula de bebé.

El mercado ofrece muchas opciones de fórmula para infantes: fórmula a base de leche vacuna, fórmula de soja, orgánica y no orgánica. Elegir la fórmula correcta para tu bebé requiere de comunicación con tu pediatra y un poco de prueba y error. Dependiendo de porqué estás cambiando la fórmula de tu bebé puedes elegir introducir el nuevo producto gradualmente o puedes decidir cambiarlo inmediatamente. KidsHealth.com destaca que ninguno de los métodos es mejor que el otro. Haz lo que sea mejor para tu bebé bajo las instrucciones de tu pediatra.

Decide si quieres cambiar de fórmula inmediatamente o gradualmente. Puede que quieras consultar con tu pediatra. Aunque puede que cambiarla inmediatamente sea la única opción si tu infante es alérgico a la fórmula original.

Comienza por ofrecerla una botella de la fórmula nueva a tu infante. Si no notas signos de alergia incluyendo urticaria, sarpullidos, comportamiento inquieto, cambios en los hábitos intestinales, vómitos u otros signos de malestar, entonces puedes continuar ofreciéndole la nueva fórmula.

Mezcla una parte de la fórmula nueva con tres partes de la vieja si estás planeando realizar un cambio gradual. Si tu infante bebe de un biberón de 4 onzas (118,29 ml) utiliza 1 onza (29,57 ml) de la fórmula nueva con 3 onzas (88,72 ml) de la vieja.

Continúa ofreciéndole al bebé la fórmula con ese mismo porcentaje dos o tres veces o incluso todas los biberones que consuma en un día.

Aumenta el porcentaje de la fórmula nueva en comparación con la vieja si parece que a tu bebé está comodo con el cambio. Puedes ofrecerle un biberon con dos partes iguales de cada fórmula y luego pasa a ofrecerla una parte de la fórmula vieja con tres partes de la nueva si no ves ninguna reacción negativa a la leche. Si notas un poco de gases, signos de dolor o de otro malestar es posible que la nueva fórmula no esté funcionando para tu infante.

Consejo

Al cambiar el tipo de fórmula, como de una a base de leche de vaca a una a base de soja, puede que sea más fácil cambiarla inmediatamente debido a la diferencia en el sabor. Mezclar ambas fórmulas podría no saber bien para tu infante.

El cambio de una marca a otra del mismo tipo de fórmula generalmente puede hacerse inmediatamente según KidsHealth.org.

Advertencias

Consulta con tu pediatra si tu bebé no puede tolerar la fórmula nueva. Cualquier signo de estreñimiento, heces con sangre o dolor de estómago podría ser signo de sensibilidad o alergia, según KidsHealth.org.

No cambies a una fórmula a base se soja sin el consentimiento de tu pediatra porque la soja es un alérgeno común.