Cuándo cambiar la cadena de tu bicicleta

Una bicicleta con un buen mantenimiento puede durar toda una vida, pero puedes estar seguro de que la cadena no resistirá tanto. No hay forma de predecir qué tan frecuentemente necesitarás cambiar la cadena, ya que hay demasiadas variables (desde las condiciones de uso hasta el estilo) que afectan la vida útil de una cadena. Aún cuando la cadena se rompa o se tuerza es posible repararla si lo haces bien. Sin embargo, una cadena floja siempre debe ser cambiada.

Cuando se rompe, pero no siempre

Es posible que tengas que cambiar una cadena que se rompe, pero no siempre. Depende de porqué se rompió. Si la cadena se rompe por desgaste y se pueden ver grietas en las uniones, entonces es tiempo de cambiarla. Aún si puedes repararla de manera temporal quitando el eslabón que se rompió, y en consecuencia acortando la medida de la cadena, debes remplazarla; por lo menos debes colocar un eslabón nuevo para hacer que la cadena tenga la medida correcta para tu bicicleta. Si la cadena se rompe porque se soltó uno de los remaches que sujetan los eslabones, puedes seguir utilizándola siempre y cuando sustituyas el remache. Los remaches pueden soltarse si no los instalas de forma correcta.

Cuando se tuerce, pero no siempre

Un eslabón torcido puede hacer que la cadena se suelte, hacer que se sienta un salto al pasar por el pedal y después reventar. Las partes de la cadena pueden torcerse si se atora con algún obstáculo en el eje y continúas pedaleando. Aunque puedes volver a poner el eslabón en su posición original para continuar el viaje, será necesario que cambies la cadena, o por lo menos los eslabones que se torcieron. Cualquier tipo de daño afecta los eslabones y los hace más susceptibles a romperse.

Cuando se ha alargado, siempre

Las cadenas en realidad no se estiran, pero sí se extienden cuando el metal alrededor de los eslabones se desgasta. La medición de la cadena determina si ha dado todo de sí y necesita cambiarse. Verifica la cadena sujetando una regla a lo largo cuando esté colocada en la bicicleta. Una cadena en buen estado debe medir 12 pulgadas (30,48 cm) de la mitad de un remache a la mitad del siguiente remache. Si la medida es mayor a 12 1/8 pulgadas (31 cm), entonces debes cambiarla.

Qué ocurre si lo dejas pasar

Si continúas utilizando la bicicleta con una cadena que tienes que cambiar, puedes terminar teniendo que cambiar más que sólo la cadena. Las cadenas se desgastan por las juntas que mantienen la cadena en su lugar. Las cadenas en mal estado desgastan las juntas, lo que hace que no puedan aguantar una nueva cadena cuando al fin decidas cambiarla. Cambiar la cadena cada tres meses en caso de que se extienda es la forma más conveniente de asegurarte de que la cadena sea renovada cuando es necesario, en lugar de que lo hagas cuando el daño en tu bicicleta sea mayor.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por ricardo frot