Cómo cambiar a un bebé recién nacido que ha sido circuncidado

Los recién nacidos necesitan cuidados especiales por varios días después de la circuncisión para acelerar la recuperación, prevenir infecciones y minimizar las molestias. La limpieza es importante, sobre todo cuando el bebé tiene una herida, por lo que no te saltes los cambios porque estás preocupada de herir a tu pequeño o hacer algo mal. El cuidado es muy simple y un pañal sucio puede causar más daño y dolor que un cambio de pañal. En la mayoría de los casos, las circuncisiones se curan en una semana o 10 días.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Gasas estériles
  • Vaselina
  • Pañal limpio

Instrucciones

  1. Lee cuidadosamente las instrucciones de cuidado posterior. El tipo específico de cuidado que tu recién nacido necesita depende de si se sometió a un procedimiento de Gomco o Plastibell.

  2. Retira la gasa sobre el sitio de la circuncisión de tu pequeño. Si tu bebé tuvo una circuncisión Gomco y has estado aplicándole vaselina en el sitio, con cuidado retírala con un pedazo limpio de gasa.

  3. Examina el sitio de la circuncisión para detectar signos de infección, como mal olor, inflamación o secreción verde o blanco/amarilla. Una costra amarillenta o secreción es normal, según el sitio web de Sutter Health.

  4. Limpia el área del pañal con agua limpia y tibia. Hazlo lo más suave posible, pero es importante eliminar todos los rastros de orina y heces para prevenir la infección. Evita las toallitas de bebé y jabón, ya que pueden causar irritación de la piel y dolor.

  5. Seca el área del pañal suavemente con una toalla limpia. Asegúrate de que el sitio de la circuncisión esté completamente seco. No importa lo sucio que esté tu bebé durante el período de recuperación, prefiere los baños de esponja hasta que su circuncisión haya sanado.

  6. Pon un poco de vaselina en una gasa limpia y luego cubre la punta del pene del recién nacido con la gasa. Si tu bebé tiene una circuncisión Plastibell, omite la vaselina y usa una gasa estéril normal.

  7. Colócale un pañal limpio a tu bebé. Asegúrate de que el pañal no quede tan apretado en el sitio de la circuncisión. Esto puede causar dolor.

  8. Continúa cambiando los pañales de tu bebé de esta manera hasta que la circuncisión haya sanado por completo, o según las indicaciones de tu pediatra. A menos de que tu bebé se esté recuperando lentamente y haya desarrollado una o más complicaciones, puedes dejar de aplicar vendajes a la herida después de unos días.

Más galerías de fotos



Escrito por sandra ketcham | Traducido por barbara obregon