Cómo cambiar a un adolescente que le teme al fracaso

El miedo al fracaso es un miedo legítimo que muchos adolescentes enfrentan todos lo días. La presión de vivir según sus expectativas, las expectativas de sus profesores y modelos a seguir y las expectativas de sus amigos y pares puede ser demasiado. Lo que lo hace peor es cuando pasas la niñez de tu adolescente asegurándote que no falle. No aprender a aceptar la derrota y aprender de sus errores puede ser la causa de su miedo al fracaso.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Enseña a tu hijo el método SMART de lograr metas, el cual lo ayudará a sobreponerse de su miedo al fracaso, aconseja la Palo Alto Medical Foundation. El método SMART es un sigla que significa específico, mensurable, obtenible, realista y a tiempo en inglés ("specific", "measurable", "attainable", "realistic" y "timely"). Recordarlo que sus metas deberían llegar a ese criterio puede hacer que sea más fácil para él verse logrando su acometido en lugar de concentrarse en su miedo a fracasar en lograr sus metas.

  2. Pregúntale a tu adolescente qué ha aprendido de sus fracasos pasados, aconseja el trabajador social James Lehman de Empowering Parents. Es común para los adolescentes que temen al fracaso verlo como lo más negativo en lugar de algo positivo. Cuando remarcas el darle coraje a tu adolescente para mirar lo positivo de sus fracasos, lo ayuda a ver que fracasar no necesariamente es algo tan malo como parece inicialmente. Él puede salir del fracaso con una lección valiosa y puede hacer un segundo intento al un éxito mucho más obtenible.

  3. Crea un plan de reserva con tu adolescente, aconseja la Palo Alto Medical Foundation. Cuando tenga una meta y esté aterrada de intentarlo por miedo a fracasar, ayúdala a inventar un plan de reserva al que pueda volcarse en caso de falle. Tener un plan de reserva le recuerda que si falla en algo, no se quedará con nada.

  4. Evita proteger a tu adolescente del fracaso, aconseja Lehman. Si olvida un proyecto escolar hasta el día en que debe entregarlo, no te quedes trabajando hasta tarde en el proyecto solo para que él no falle. Déjalo sufrir las consecuencias naturales de recibir una mala nota y experimentar el fracaso. Protegerlo del fracaso mientras crece le enseña que las cosas malas no le pasarán a ella, lo que hará que tema al fracaso cuando finalmente lo experimente por ella misma.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por lautaro rubertone