Cómo calzarte una camiseta de ciclismo

Las camisetas de ciclismo están diseñadas para mejorar la aerodinámica y para absorber la transpiración. La mayoría de las camisetas están hechas de materiales sintéticos tejidos firmemente, como el poliéster y las mezclas de poliéster y lycra, que se ajustan a tu cuerpo, hombros y brazos. La cubierta interna tiene un tejido más grande que aleja la humedad de tu cuerpo. Las camisetas están disponibles en tamaños estándar y tamaños extra grandes y tienes la opción de elegir mangas largas o cortas, enteras, con cierre entero o cierre parcial. El calce adecuado asegura el máximo desempeño y comodidad con tu camiseta de ciclismo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cinta métrica

Instrucciones

  1. Ponte de pie erguido y extiende tus brazos como si estuvieses sosteniendo el manubrio de tu bicicleta. Esto flexiona los músculos de los pectorales y los hombros. Pídele al vendedor que mida la circunferencia de tu pecho con una cinta métrica para establecer el tamaño de la camiseta.

  2. Mide la distancia desde la base de tu cuello hasta tu ingle para establecer el largo de la camiseta. La misma debe ser lo suficientemente larga como para llegar justo sobre o debajo de la cintura de tus pantalones cortos de ciclismo para un mayor aerodinámica.

  3. Pruébate una camiseta de muestra. Extiende tus brazos a medida que te inclinas hacia adelante para simular tu posición al andar en bicicleta. Estírate hacia atrás para asegurarte de poder alcanzar los bolsillos traseros de la camiseta.

  4. Habla acerca del calce y la comodidad con el vendedor. Si es necesario pruébate otra camiseta de muestra de un tamaño más grande o más pequeño para establecer el calce óptimo en cuanto a comodidad antes de comprar tu camiseta de ciclismo.

Consejos y advertencias

  • Los tamaños varían entre los distintos fabricantes. Evita comprar camisetas en línea a menos que estés familiarizado con los tamaños de ese fabricante en particular.

Más galerías de fotos



Escrito por william machin | Traducido por ana grasso