El calostro y las etapas de la leche materna

La leche materna es una de las mejores cosas que una madre puede ofrecerle a su hijo recién nacido, ya que le proporciona la nutrición básica durante los primeros meses de vida, que marcará la pauta para una salud óptima durante toda su vida. La leche materna es producida por la mujer después del parto y tiene tres etapas diferentes: calostro, leche de transición y leche madura.

Calostro

La primera etapa de la lactancia materna es el calostro. Es rico en proteínas, vitaminas solubles en grasa, minerales y anticuerpos que protegen al bebé de las enfermedades bacterianas y virales. Se trata de una sustancia amarillenta espesa que se produce durante el embarazo y tendrá una duración de dos a cuatro días después del parto. Es muy bajo en volumen, por lo que el recién nacido deberá ser amamantado cada dos o tres horas.

Leche de transición

La leche de transición sustituye al calostro cuatros días después del parto. Es cremosa y contiene altos niveles de grasa, lactosa, vitaminas y más calorías que el calostro. La etapa de leche de transición tiene una duración de dos semanas y durante este tiempo tus senos se verán más grandes, más firmes y puedes sentirlos incómodos o incluso adoloridos. La alimentación regular y ayudar a tu bebé a prenderse correctamente aliviarán el malestar en tus senos durante esta etapa.

Leche madura

La leche madura sigue a la leche de transición y comienza a aparecer cerca del final de la segunda semana después del parto. Tiene 90 por ciento de agua y 10 por ciento de hidratos de carbono, proteínas y grasas necesarias para el crecimiento y la energía, de acuerdo con la American Pregnancy Association. También se divide en dos tipos: leche inicial y leche final. La primera se produce al comienzo de la alimentación y contiene agua, vitaminas y proteínas. La segunda se produce al final de la alimentación cuando el pecho está casi vacío y contiene niveles más altos de grasa. Esta etapa durará hasta que destetes a tu bebé. Sin embargo, a medida que tu niño crezca y comience a comer alimentos sólidos y otros líquidos, el contenido nutricional y la cantidad de leche materna que produzcas cambiarán.

Recomendaciones de lactancia materna

La American Academy of Pediatrics recomienda que los bebés deben ser amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses de vida. Cuanto más tiempo una madre amamante a su hijo, mayores serán los beneficios para la salud y el desarrollo para el niño y la madre. Las madres pueden amamantar a sus hijos durante el tiempo que quieran, incluso en los primeros años de vida. Sin embargo, si destetas a tu bebé antes de los 12 meses de edad, sustituye la leche materna con fórmula infantil fortificada con hierro y no le des leche de vaca a tu hijo hasta que cumpla un 1 año de edad.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por barbara obregon