Calorías quemadas con el yoga

El yoga a menudo no es considerado como una actividad en la cual se queman muchas calorías o se suda en exceso como es el caso de correr o el boxeo con patada (kickboxing). Mientras que algunos tipos de yoga proporcionan un reto desafiante y acondicionamiento cardiovascular, la mayor parte de éstas clases están enfocadas en la flexibilidad, calmar la mente, la respiración, el equilibrio y la fuerza. La práctica del yoga puede que no sea la manera más enérgica de perder calorías, pero es una herramienta valiosa en el control de peso.

Potencial

Como en cualquier actividad física, el número de calorías quemadas en una clase depende de tu talla, género, intensidad, eficiencia y composición corporal. El yoga Hatha, uno de los estilos más comunes encontrados en los centros de acondicionamiento y escuelas de yoga, que consiste en posturas fluidas acompañadas con la respiración, quema alrededor de 190 calorías en una hora para una persona de 150 libras según reporta el sitio "Health Status". Este tipo de práctica mejora la salud física y mental con énfasis en la conexión mente cuerpo y el flujo de energía a través de la columna. Las clases de yoga que se llevan a cabo a ritmo rápido pueden facilitar la quema rápida de calorías, alrededor de 400 calorías en una hora.

Otros beneficios

Independientemente de cuántas calorías quemes con el yoga, la práctica regular ofrece otros beneficios para el control del peso. "Las clases potentes te hacen sudar, con lo cual eliminas toxinas y agua", indica la propietaria de un estudio de yoga, Nanci Muriello en el sitio "Gaiam Life". La práctica del yoga también ayuda a reducir el estrés, el cual provoca la superproducción de ciertas hormonas que contribuyen al aumento de peso, escribe el médico Baxter Bell, un instructor de yoga y médico acupuntor en el YogaJournal.com. La práctica regular del yoga mejora la respiración, regular la digestión e incrementar la concentración, lo cual ayuda a no aumentar de peso.

Información de expertos

El Fred Hutchinson Cancer Research Center realizó un estudio en 2005 que mostró que la práctica de yoga en adultos sanos de mediana edad tiene un impacto en su peso. El estudio no se enfocó en la cantidad de calorías quemadas al practicar yoga, pero sí en la manera en que el yoga puede influenciar los hábitos de alimentación. En un grupo de 15.000 participantes, los investigadores encontraron las personas que practicaban al menos 30 minutos de yoga una vez a la semana, mantenían o perdían peso por un marco de tiempo superior a los 10 años. Aquellos que no lo practicaban regularmente ganaban un promedio de 14 libras en el mismo periodo de tiempo. Los investigadores concluyeron que aunque el yoga probablemente no provoca un enorme déficit de calorías en los practicantes, si los ayuda a ser más conscientes de las elecciones que hacen de sus alimentos y de los sentimientos de saciedad.

Consideraciones

Si tu intención es quemar una gran cantidad de calorías con el yoga, debes buscar clases donde se practique el estilo Vinyasa o Ashtanga. Si eres nuevo en el yoga, este tipo de clases avanzadas quizás no sea lo apropiado para ti hasta que estés más familiarizado con las posturas del yoga. Puedes complementar las clases de yoga con otras actividades aeróbicas como la caminata, el ciclismo o la natación para trabajar diferentes músculos y quemar calorías adicionales.

Conceptos erróneos

El ejercicio no siempre logra quemar una gran cantidad de calorías. El yoga puede ayudarte a hacerte más fuerte, más flexible y evitar lesiones, permitiéndote una mayor condición física para realizar otras actividades como el ciclismo o correr, los cuales te ayudan a quemar más calorías. Los practicantes de yoga no tienen que ser extremadamente flexibles, cualquiera puede tomar clases de esta disciplina y obtener beneficios.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por karly silva