Calorías quemadas al jugar al voleibol

Correr en una caminadora o tomar una clase de aeróbicos puede ayudarte a que te pongas en forma, pero no desestimes los beneficios para la salud de los deportes de equipo. Los deportes como el voleibol no sólo te permiten interactuar con otras personas de ideas afines con respecto al entrenamiento, también pueden ayudarte a quemar calorías de manera constante para que puedas lograr tener un cuerpo más en forma. Las calorías que quemas jugando voleibol dependen de cómo y con qué intensidad juegues.

Aumentar tu ritmo para quemar más calorías

Cuando golpeas la pelota, la mantienes y rematas, tu manera de jugar un partido de voleibol determina el esfuerzo físico requerido durante el juego, proporcionando una quema de calorías baja a moderada. Harvard Health Publications informa que una persona de 185 libras quema 133 calorías en 30 minutos de voleibol no competitivo. Si la intensidad del juego aumenta a un ritmo competitivo, la misma persona quema 178 calorías en 30 minutos.

Voleibol jugado en otros entornos

El voleibol no sólo se puede jugar en el gimnasio. Lleva el deporte al aire libre, ya sea a una piscina o a la playa, y tendrás dos nuevas maneras de quemar calorías. El voleibol jugado en el agua es una manera entretenida de pasar el tiempo durante una fiesta en la piscina, pero al jugarlo no se quema calorías rápidamente. Una persona de 185 libras quema 133 calorías en 30 minutos de voleibol jugado en la piscina. En la arena, sin embargo, la quema de calorías es mucho más rápida. La misma persona quema 355 calorías en 30 minutos de voleibol de playa.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por anibal julian barbosa