Calorías quemadas durante ocho horas de sueño

Puede parecer que tu cuerpo no está haciendo mucho mientras duerme, pero en realidad está quemando calorías. Las funciones de vida normales como respirar, consumen la suficiente cantidad de energía para quemar calorías, aunque la cantidad de gasto calórico mientras duermes es muy baja. Aunque esta cantidad no es sorprendente, lo que sí lo es es que el cuerpo quema casi tantas calorías mientras duerme como quema mientras estás sentado mirando televisión.

Cantidad de calorías

Como probablemente esperas, el número de calorías que quemas mientras duermes es bajo y la cantidad exacta depende de tu peso. Si pesas 160 libras, quemas 69 calorías por hora mientras duermes, tal como calcula el sitio web FitWatch, lo que agrega 552 calorías quemadas durante ocho horas de sueño. Una persona que pesa 120 libras quema 51 calorías por hora de sueño, o 408 por ocho horas; una persona de 200 libras quema 86 calorías por hora, u 868 por ocho horas de sueño.

Comparaciones

Dormir está en el extremo más bajo de la escala comparado con las calorías quemadas al realizar otras actividades. Compara las 69 calorías de una persona de 160 libras quemadas durante una hora de sueño con las 183 calorías que esa persona quemaría caminando a 2 mph por una hora. Una hora de juego de bolos quema 219 calorías, una hora de natación quema 511 calorías y una hora de correr a 8 mph quema 986. Sentarse a ver TV quema alrededor de 70 calorías por hora para una persona de 154 libras, tal como calcula el sitio web Diet Health Club.

Temperatura corporal

Quemarás más calorías (varios cientos más cada noche) mientras duermes, si mantienes más baja la temperatura de tu cuerpo, tal como aconseja el sitio web Women Fitness. Cuando te abrigas con sábanas pesadas y usas pijamas gruesos, tu cuerpo no tiene que trabajar para suplir el calor natural. Dormir con una temperatura corporal más fría, sin exceso de sábanas y pijamas cómodos, hace que el termostato de tu cuerpo trabaje para ofrecer calor natural a tu cuerpo.

Muy poco sueño

Sustituir el ejercicio por tiempo de sueño suena como si fuera una forma ideal para perder peso, pero en realidad no lo es. No obtener al menos siete horas de sueño cada noche puede repercutir en las libras. Cuando tu cuerpo obtiene menos de siete horas de sueño, las hormonas pueden aumentar tu apetito en el engranaje. Esto hará que probablemente comas más de lo que harías si estuvieras más cansado. Además de tener hambre, tu cuerpo también tendrá antojos de hidratos de carbono y otras comidas con alto contenido calórico.

Comer a la noche

Comer cuando tu cuerpo cree que es momento de dormir es otra forma de aumentar de peso, porque las horas en las que comes juegan una parte en el aumento de peso, tal como concluyó un estudio de 2009 de la Northwestern University. El profesor Fred Turek y sus colegas examinaron dos grupos de ratones. Un grupo comió alimentos de alto contenido graso durante sus horas de vigilia normales y el otro comió el mismo alimento durante sus horas de sueño normales. Los que comieron durante su hora de sueño normal aumentaron el 48 por ciento más de peso que los que comieron durante su horario de vigilia normal. El estudio concluyó que los ritmos circadianos o biológicos del cuerpo queman más calorías durante las horas normales de vigilia.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por aldana avale