Calorías en los paquetes de avena con azúcar morena y arce

Si quieres un desayuno caliente de apuro, los paquetes de avena instantánea Quaker están listos en menos de dos minutos. La avena está hecha de muchos sabores, incluyendo arce y azúcar morena. Antes de calentar un bol, lee las calorías y demás información nutricional.

Calorías

Un paquete de avena de azúcar morena y arce instantánea de Quaker tiene 160 calorías, con 25 proveniendo de grasa. Para una dieta de 2.000 calorías, un bol de avena representa el 8 por ciento de tus calorías diarias totales.

Grasa

Los paquetes de avena instantánea de azúcar morena y arce contienen 2.5 g de grasa total, que es el 4 por ciento de la ingesta máxima recomendada si comes 2,000 calorías por día. La grasa incluye 0.5 g de grasa saturada y grasa poliinsaturada y 1 g de grasa monoinsaturada. Si comes 2,000 calorías, deberías consumir no más de 65 g de grasa por día, aconseja el U.S. Department of Agriculture.

Sodio

La sal es uno de los ingredientes en la avena, por lo que contribuye a la ingesta de sodio. Cada paquete contiene 260 mg de sodio u 11 por ciento de la ingesta diaria recomendada máxima, declaran las etiquetas de datos nutricionales.

Carbohidratos

El ingrediente principal de la avena de azúcar morena y arce son los copos de avena y los productos de granos como estos contribuyen a tu ingesta de carbohidratos. Cada paquete de avena tiene 32 g de carbohidratos totales, que incluyen 9 g de azúcares y 3 g de fibra dietaria.

Proteínas

Muchos de los alimentos que comes contienen al menos algunas proteínas, incluida la avena. Los paquetes de azúcar morena y arce contienen 4 g de proteínas cada uno, de acuerdo con la etiqueta nutricional.

Vitaminas y minerales

La avena instantánea es una buena fuente de varias vitaminas y minerales. Cada paquete tiene un 20 por ciento de la ingesta recomendada diaria de vitamina A y hierro y el 10 por ciento de la ingesta recomendada de calcio, fósforo y magnesio.

Más galerías de fotos



Escrito por anna aronson | Traducido por paula ximena cassiraga